San Juan de Limay en Estelí, tiene un peculiar saludo de bienvenida que los turistas nacionales y extranjeros acogen con un recorrido que inicia en el empalme La Sirena, con una gorda de metro y medio de altura, y esas voluptuosas estatuas siguen apareciendo en el trayecto de la carretera hasta llegar al pueblo.

El Corredor Turístico de las Gordas, se ha reforzado para mejorar la imagen de este municipio que brinda un viaje fabuloso a los amantes del arte, la cultura y de la naturaleza. De 20 obras elaboradas con marmolina ahora existen 25, 11 distribuidas en la carretera y 16 en el casco urbano de la ciudad.

Cada gorda representa, lo que se produce en cada una de las comunidades de San Juan de Limay. Las actividades agropecuarias, como producción de café, apicultura, entre otras son visibles en las estatuas. 

Actualmente, está en proceso un proyecto dirigido por la municipalidad y el Instituto Nicaragüense de Turismo, que consiste en la colocación de dos gordas inmensas en el mirador de San Luis y en la ciudad, a fin de que la actividad turística siga mejorando.

Cabe mencionar que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional a iniciado la construcción de la carretera al mismo municipio.