Con el grito “¿Quién Causa Tanto Fervor? ¡Esquipulas Nuestro Señor!”, Monseñor Benito Pentzke, párroco de la iglesia Santiago Apóstol, en el municipio de Telica, inició el tradicional grito por las calles a las seis de la tarde de este 15 de enero, cuya festividad tiene parecido a las fiestas marianas leonesas.

Los católicos de este municipio se lanzaron a las calles cargando sus mochilas y bolsas, para obtener los llamados brindis o gorras que entregan los devotos al colocar sus altares afuera de sus hogares, con dulces o frutas.

"Este año decidimos brindar este grito al Señor de Esquipulas por la paz que tenemos en el municipio y en todo el país", destacó un feligrés.

A esta tradición también llegan feligreses de la comunidad indígena de Sutiaba y otros municipios de León.

Mientras tanto, las fiestas tradicionales en honor al Señor de Esquipulas cumplen 327 años de fe y devoción en este municipio.