El más grande sueño de Imara Murillo era hasta hace unas semanas tener una vivienda segura donde permanecer junto a sus cuatro hijos. Este martes ese sueño se materializó gracias a la voluntad del gobierno sandinista, que a través de la alcaldía y el apoyo solidario del pueblo y gobierno de China Taiwán le hicieron la entrega de su nueva vivienda.

La protagonista es habitante del barrio 14 de mayo, sitio donde construyó una humilde vivienda de madera y zinc, que con el paso de los años se fue deteriorando hasta quedar inservible, convirtiéndose en un riesgo latente para los niños.

“Estoy llena de emoción porque Dios a través de las autoridades hizo mi sueño realidad, mi condición económica no me permitieron en años mejorar mi vivienda, sin embargo, Dios tocó los corazones y aquí está mi nueva casa. Gracias a la alcaldesa, los trabajadores de la alcaldía y a China Taiwán porque no soy la primera a la que apoyan y eso es merecedor de reconocimiento y gratitud”, dijo Murillo.

A la fecha la municipalidad ha entregado 42 viviendas a igual número de familias capitalinas que ahora cuentan con las condiciones dignas y seguras que merecen y que les permite iniciar una nueva etapa de vida.

“Hoy junto a Imara festejamos y nos llenamos de alegría, sentimientos que nos comprometen a seguir trabajando. Las voluntades políticas y el modelo de trabajo de respuesta rápida se hacen acompañar de la solidaridad, amor, cariño y lazos de amistad con el gobierno de China Taiwán. Poco a poco vamos cambiándoles la vida a las familias, a través de proyectos que garantizan el bienestar y la seguridad”, expresó Reyna Rueda, alcaldesa de Managua.

La inauguración contó con la presencia del embajador de China Taiwán en Nicaragua, señor Jaime Chin Mu Wu, quien señaló que Managua es una ciudad con mucha historia, en la que ha sufrido graves daños producto de fenómenos naturales y otras situaciones, sin embargo, han logrado encausarse en el desarrollo.

“La alcaldía tiene una responsabilidad enorme en la reconstrucción de toda la ciudad además de atender las necesidades de las familias del sector vulnerable como el caso de Imara, a quien hoy le entregamos su nueva casa después de ser destruida por las lluvias. Hoy Imara tiene su casa digna donde vivir junto a sus niños, logrando satisfacer sus necesidades básicas y sobre todo cuentan con un espacio donde protegerse de la lluvia, el sol y otras situaciones”, subrayó el diplomático.

vivienda

vivienda

vivienda

vivienda

vivienda

vivienda

vivienda

vivienda

vivienda

vivienda

vivienda

vivienda

vivienda

vivienda

vivienda