Las autoridades del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena) realizaron un encuentro con los exportadores de faunas y especies forestales, que están incluidas en el marco de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (Cites), con el objetivo de trazar las metas y líneas de trabajo para este año.

En el encuentro, realizado en el auditorio del Marena, también se habló de las normativas, requisitos, procedimientos establecidos por Nicaragua, país que suscribió la Cites en el año 1977.

Estamos abordando los problemas que demanda el sector para darles respuesta, agilizar trámites, mejorar los niveles de regulación y control para evitar el comercio ilegal y garantizar que, tanto el comercio de flora y fauna silvestre, se realice de manera sostenible, explicó René Castellón, Director de la Oficina de Vida Silvestre del Marena.

En el encuentro participaron propietarios de zoocriaderos y dueños de fincas exportadoras de productos forestales, principalmente granadillos y ñámbar, entre otras especies. Durante el año 2018 se exportaron en fauna, más 90 mil especies como arañas pica caballos, boa común, araña cebras, lagartijas, garrobo negro y la rana ojo rojo.

Nos hemos proyectado duplicar estas exportaciones promoviendo la creación de más planteles de crías en cautiverio, principalmente comunitarios, porque son las que generan mayor beneficio social, declaró.

Kamilo Lara, reconocido ambientalista nicaragüense, aplaudió el desarrollo de estos encuentros, porque en los mismos se logran establecer la metas y líneas de trabajo, entre los exportadores de fauna y flora y las autoridades del Marena.

Esto pone en el tapete del análisis la obligatoriedad del cumplimiento como Nicaragua, como Marena y de las otras instituciones, de lo que está suscrito por nuestro país en la convención Cites, que en el mundo entero es uno de los primeros tensores ambientales donde se señala que el tráfico ilegal de especies cada vez más va creciendo y Nicaragua se está destacando como uno de los países de la región que tiene el mayor dominio, control y coordinación, porque estamos obligados a informar a la Convención de las Especies que se están comercializando, destacó Lara.

El experto indicó que estos encuentros ayudan a la economía del país y al desarrollo de la fauna local, porque la reproducción controlada y sostenible, evita daño a las especies que se desarrollan de manera natural en nuestros bosques.

Siempre nos reunimos con el objetivo de dar seguimiento en el manejo, cuido y la sostenibilidad del uso que le estamos dando al rubro que estamos trabajando. Con cada encuentro estamos más cerca de las autoridades que nos dan atención cada vez que realizamos una exportación, indicó Yessenia Talavera de la empresa Exotic Fauna.