A pocos metros del imponente lago Xolotlán, sobre la mega estructura turística que lleva su nombre y construida por el Gobierno Sandinista para el disfrute de los nicaragüenses, las familias llegaron a disfrutar de la antesala del verano este domingo.

El atractivo es particularmente espectacular y memorable para las personas de otras nacionalidades se sorprenden de la accesibilidad de esta maravilla a la que se debe pagar un precio simbólico para disfrutar.

“Yo no soy nicaragüense, soy de Guatemala y aquí yo vengo a disfrutar de lo bueno de Nicaragua. Todos estos juegos infantiles que hay, hasta uno viejito ya viene a ver a los niños disfrutar, así que confío en Dios que Daniel Ortega y Rosario Murillo sigan haciendo su obra”, dijo muy sorprendido el turista Mario Monteroso.

Un aspecto de gran valor que le permite también a los visitantes pasar momentos de alegría y sin preocupación es la seguridad, no solo característica de este punto, sino de todo el país.

“Es un lugar muy seguro y tranquilo, me gusta venir a pasear con mi familia cada vez que puedo”, dijo Iveth Ruiz mientras cuidaba los juegos en el agua de sus hijos.

En el Paseo Xolotlán además del parque acuático también se pueden disfrutar de innumerables atractivos, como las réplicas de casas emblemáticas como la de Rubén Darío, Sandino y la Hacienda San Jacinto.

También hay réplicas de las iglesias de todo el país, el centro histórico de Managua antes del terremoto y una importante cantidad de restaurantes de alta calidad.

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico

acuatico