Recientemente científicos de la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial (NGA) de los Estados Unidos y el Centro Geográfico de Defensa del Reino Unido (DGC) se prepararon para actualizar el Modelo Magnético Mundial, que describe el campo magnético del planeta y subyace a toda la navegación moderna, desde Los sistemas que dirigen los barcos en el mar a Google Maps en teléfonos inteligentes, ya que el modelo actual parecía ser inexacto, informó la revista Nature.

La versión más reciente del modelo fue construida en 2015 y se suponía que duraría hasta 2020, sin embargo, el campo magnético está cambiando tan rápidamente que los investigadores tienen que hacerlo ahora.

La razón del cambio se encuentra dentro de la Tierra: el líquido que se agita en el núcleo de la Tierra genera la mayor parte del campo magnético. Los flujos tienden a cambiar con el tiempo: en 2016, parte del campo magnético se aceleró temporalmente en las profundidades del norte de Sudamérica y el Océano Pacífico oriental. Satélites como la misión Swarm de la Agencia Espacial Europea rastrearon el cambio.

La pregunta clave sigue siendo la misma: por qué el campo magnético está cambiando tan dramáticamente. Las posibles razones de los impulsos geomagnéticos son las ondas "hidromagnéticas" que surgen desde lo profundo del núcleo y el movimiento del polo magnético podría estar conectado con un chorro de hierro líquido a alta velocidad debajo de Canadá.