Junto a Guerra, quien sustituye en el cargo al hondureño Francisco Darío Lovo, también asumió como vicepresidente de este organismo regional el magistrado Alejandro Gómez, de nacionalidad salvadoreña.

A la ceremonia de investidura asistieron como invitados especiales representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país, magistrados de la Corte Suprema de Justicia, diputados  del Parlamento Centroamericano, miembros de Ejército  y la Policía Nacional, y representantes del gobierno nicaragüense, entre otros.

El nuevo presidente de la Corte Centroamericana de Justicia, manifestó este organismo ha estado permanentemente en las búsqueda de la equidad y justicia comunitaria.

Sus funciones abarcan, según dijo, desde la solución de las discordias entre los miembros Sistema de Integración Centroamericana (SICA) o  hasta todo aquello que tenga que ver con las lesiones a los derechos de los ciudadanos del área.

Guerra recordó que aún y cuando el sistema comunitario de Centroamérica es el que más ha intentado perfeccionarse, los egoísmos e individualismos son los que más han echado al fracaso los anhelos integradores de la región.

“El Sistema de Integración Centroamericana no es el accidente de una idea o ideales, sino que es la materialización de la necesidad de subsistir por parte de los países que conforman el sistema”, refirió el jurista nicaragüense.