El embajador de Nicaragua en Japón, compañero Rodrigo Coronel Kinloch, acompañado del personal de la Embajada de Nicaragua en Japón, la Señorita María Viviana Yasuko y Ritchie Pineda, formaron parte de un voluntariado para construcción de gradas en Templo “Madre” Sintoísta del Monte Fuji.

Este templo que reside en las faldas del Monte Fuji es considerado de los más sagrados de Japón por lo cual se le llama Templo “Madre”.

El personal de la embajada de Nicaragua en Japón, junto con los feligreses de este templo y el Sacerdote Máximo del Templo, se unió para este tan lindo proyecto. Este acto de amistad de Nicaragua a tan importante Templo dejó una huella indeleble en cada uno de los feligreses, los cuales expresaron un profundo agradecimiento por el apoyo.

Tanto el máximo sacerdote como los feligreses mandan deseos de paz y prosperidad a Nicaragua y expresaron sentir una hermandad hacia nuestro pueblo.

Esta es la primera vez que una embajada y un alto funcionario de esta apoya en este tipo de voluntariado. Al finalizar la construcción se gozó de comida típica del Templo Sintoísta en un ambiente familiar, fomentando así el acercamiento de nuestros pueblos.

fuji

fuji

fuji

fuji

fuji