Aproximadamente 11 mil usuarios del transporte urbano colectivo de Managua verán restituidos sus derechos con la entrada en circulación 18 nuevas unidades de buses provenientes de la Federación Rusa.

El Instituto Regulador del Transporte de Managua (Irtramma) entregó este jueves estos 18 buses a la Cooperativa Ricardo Morales Avilés, que opera la ruta 159 y que recorre sectores como Villa Dignidad, Mercado Huembes, Mercado Oriental, barrio Monseñor Lezcano y Batahola.

Francisco Alvarado, director de Irtramma, expresó que con esta entrega se llega a 752 unidades nuevas circulando por la capital, y que a más tardar en las próximas dos semanas se estarán entregando unas 80 unidades más con lo que se estaría llegando a la meta de 835 buses en manos de las cooperativas.

Para los socios de la Cooperativa Ricardo Morales Avilés, que también opera la ruta 266, contar con buses nuevos es un sueño hecho realidad que solo ha sido posible con el Gobierno Sandinista.

Olga Urbina, una de las socias, recordó que las unidades que estaban usando ya estaban deterioradas, de allí que con estas podrán brindarle un mejor servicio a los usuarios.

“Ahora no vamos a cuadriar (quedarse en la carretera por desperfectos mecánicos)”, indicó.

“La primera beneficiada es la gente. Ahora le vamos a poder dar un buen servicio. Nuestro deber es ese, servirles de la mejor manera”, afirmó Urbina.

De acuerdo a Rubén Altamirano, presidente de la cooperativa, con estos 18 buses estarían completando la flota de 46 unidades con las que cuenta la cooperativa.

El director del Irtrama aseguró que tras finalizar la modernización de la flota, se procederá a retirar de las calles cualquier bus amarillo que ande dando el servicio de manera ilegal.

Igualmente se estará implementando el monitoreo satelital de las unidades e iniciando lo que es el pago con tarjeta electrónica.

Ninguno de estos avances conlleva el incremento de la tarifa, la cual se mantiene estable en 2.5 córdobas.