La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de la República, destacó este jueves en horas de medio día la juramentación del presidente Nicolás Maduro en Caracas, Venezuela.

Dijo que los nicaragüenses nos sentimos hoy como todos los días, “y lo quería reafirmar, unidos en victoria, unidos en todos los retos y todos los desafíos en victoria con el pueblo venezolano, con el hermano Nicolás, con Cilia y con todo el pueblo querido, ese pueblo hijo de Chávez, pueblo venezolano”, subrayó.

“Nos sentimos unidos con la valentía, con la fuerza para asumir todos los retos, sabiendo que los pueblos van adelante, no hay retroceso. Los pueblos vamos adelante y los pueblos queremos vivir en paz, queremos vivir construyendo porvenires mejores, porvenires de desarrollo justo para todos”, agregó.

La compañera vicepresidenta destacó que allá en Venezuela está nuestro presidente, el comandante Daniel celebrando esta inauguración con toda la familia, con todo el pueblo de Venezuela, esta inauguración del nuevo periodo del compañero Presidente Nicolás, que inaugura en toda nuestra América Caribeña un nuevo periodo para seguir trabajando juntos, en primer lugar por la paz, por el diálogo, por la paz, por el trabajo, por el desarrollo, por el respeto a la dignidad y la libertad, derecho soberano de nuestros pueblos, por la afirmación de nuestra identidad común en la Patria Grande.

“Nuestro himno histórico dice ‘Luchar, Luchar, Luchar es nuestro grito de guerra, Vencer, Vencer, Vencer, es nuestro ideal. Y al grito de Patria Libre o Morir, mancharemos al triunfo de la Revolución’. Y las revoluciones triunfan todos los días en la medida en que vamos mejorando la vida, paso a paso, de la familias, de las comunidades, ese es nuestro compromiso de vida, en las familias y las comunidades nos reconozcamos, viviendo mejor, viendo con bienestar, no importa el tamaño de los desafíos, luchar, luchar, luchar, vencer, vencer, vencer, trabajando y las victorias es de la vida, de la esperanza, del bienestar, de la seguridad del trabajo, de ese desarrollo justo que todos queremos para la América Latina Caribeña, Nuestra Patria Grande”, expresó.

Agregó la compañera Rosario Murillo que “desde aquí a nombre de todos los que estamos aquí, allá nuestro comandante está dando un abrazo directamente, y desde aquí nosotros con el amor de siempre saludamos a Nicolás, a Cilia, por los compañeros jefes de la institucionalidad venezolana que reafirma su constitución y su democracia, los compañeros del partido, de las organizaciones sindicales, la familia las comunidades, desde aquí nuestro abrazo”.

Añadió que Venezuela y Nicaragua estamos unidos en fuerza espiritual para seguir recorriendo juntos todas las sendas de paz y bien, habitando ese mundo nuevo, ancho desafiante que por complejo y por difícil que sea, siempre es un mundo bello, “porque la vida es bella, y sobre todo reconocemos su belleza cuando nos sentimos convocados, llamados todos los días a vivir pensando en los demás, pensando en amor al prójimo, pensando en los más vulnerables, pensando en que nos debemos a la transformación de la vida para el bien, a cambiar la vida para mejor, luchar contra la pobreza, e ir adelante en nuestra Nicaragua”.

“Tenemos un pueblo como los pueblos de Nuestra América, como el pueblo venezolano, grande, capaz valiente digno, trabajador, pueblo luchador. Y desde esa capacidad infinita de trabajar, de luchar de crear vida, de crear y habitar esperanzas todos los días, es que nos declaramos y nos decretamos en prosperidad, en bendición y victorias", concluyó.