Protagonistas del mercadito campesino están ofertando, a precios módicos, uniformes escolares y accesorios para los escolares que el próximo mes inician el año escolar.

Idalia Scaleto, protagonista del mercadito ubicado en el kilómetro 8.5 de la carretera a Masaya, dijo que tiene a la venta faldas, pantalones, camisolines, calcetas y camisas blancas.

Las faldas están a 150 córdobas, las camisas a 85 córdobas, las calcetas el par cuestan 20 córdobas, los camisolines a 70 y 75 córdobas, conforme la talla.

El pantalón infantil cuesta 130 córdobas y el juvenil a 150 córdobas y son confeccionados de la tela sincatex. La protagonista invitó a la población a visitar su estante que está ubicado en el sector sur del mercadito.

Imara Angulo Mora es otra protagonista que oferta artículos elaborados como fajas, mochilas y bultos.

“En este regreso a clase Cueros Tejimara de Granada está ofreciendo fajas para niños, adolescentes de secundaria, también tenemos maletines universitarios, mochilas para las jóvenes para este año 2019”, dijo la protagonista.

Los precios de las fajas oscilan entre 120 y 250 córdobas dependiendo del tipo de cuero.

Verduras y frutas a precios bajos

Los padres de familia que visiten el mercadito campesino a adquirir los uniformes de sus hijos también podrán llevarse a precios más bajos que en cualquier mercado de Managua las verduras, frutas y diversos tipos de vegetales.

Doña Mercedes Arce Gaitán una de las protagonistas vende toda clase de perecederos, frutas, verduras y hasta granos básicos a precios bajos y “son productos que nosotros sembramos en nuestro propio hogar”.

Las papayas hawaianas están a 20 córdobas la unidad, el tamarindo a 10 córdobas, las naranjas a peso, mandarina para fresco a 60 córdobas el 100, tomate a 30 córdobas la docena, cebolla a 20 córdobas la libra, la papa a 14 córdobas la libra, ajo a 10 córdobas.

También oferta arroz 80-20 a 14 córdobas la libra, el frijol a 15 córdobas, aceite por litro a 30 córdobas. Ella lleva todos esos productos desde las Sierritas de Santo Domingo.

Agradeció el apoyo que le viene prestando el Mefcca para poder ofertar los productos que ella siembra en su vivienda. Invitó a las familias a comprar sus verduras y frutas en el mercadito Campesino que es muy seguro y así “ellos nos apoyen y así salimos adelante todos”.