Sesenta y tres nicaragüenses deportados por las autoridades migratorias de los Estados Unidos arribaron este miércoles al aeropuerto Augusto C. Sandino, en un vuelo fletado por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (ICE) conocido como “la migra”.

Según datos de las autoridades nicaragüenses la distribución de los deportados fue de 56 varones y 7 mujeres, los que recibieron en la terminal aérea de Managua atención médica, una ayuda económica para costear el pasaje hacia sus familiares.

Los deportados fueron recibidos por la compañera Ellieth Pérez del Ministerio de la Familia quien les dijo: “el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo les da la bienvenida a todos y feliz Año Nuevo para todos”.

También les informó que se les asignó un autobús para llevarlos a las terminales de buses interurbanos, para trasladarse a las regiones del interior del país de donde son originarios.

Edwin Arturo Neira del Ministerio de Salud (Minsa) quien también les dio la bienvenida en nombre del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional y les anunció que, con una pistola térmica, les iba a practicar un rápido examen médico a cada uno de los deportados.

Con la pistola térmica el representante le midió la temperatura a cada uno de los deportados en cualquiera de sus manos, y los que encontraron con ciertas dolencias se les suministró el medicamento correspondiente.