Porque la paz es fundamental para el desarrollo de Nicaragua, servidores públicos y comerciantes del departamento de Granada participaron de una asamblea para promover la Política de Estado para una Cultura de Paz y Reconciliación que impulsa el Gobierno Sandinista que dirigen el presidente comandante Daniel Ortega y la vicepresidenta compañera Rosario Murillo.

El encuentro se realizó en el auditorio Camilo Ortega Saavedra de la Alcaldía de Granada, donde también participaron delegaciones de los gobiernos locales de todos los municipios de este departamento.

El diputado Carlos Emilio López en representación del Gobierno Sandinista, dio a conocer la Política de Estado para una Cultura de Paz y Reconciliación, en la que también la ministra de Educación Miriam Raudez y la titular del Ministerio de la Familia, brindaron sus aportes, al igual que la numerosa asistencia.

“Nuestro buen Gobierno ha trazado los contenidos de esta política de estado de cultura de paz y no violencia, cultura de paz y reconciliación, de entendimiento nacional, paz y armonía, paz y equilibrio en la sociedad, paz y respeto entre todos los nicaragüenses. Esta política surge, emana del sentir de las aspiraciones colectivas de las familias nicaragüenses, que es vivir en paz, vivir en armonía, en tranquilidad y en seguridad”, expuso Carlos Emilio.

Añadió que la política recoge el deseo individual y colectivo del pueblo nicaragüense, de tener una paz integral y multidimensional, que tiene que ver con todos los ámbitos de la vida familiar, individual y comunitaria de toda la sociedad nicaragüense.

“Paz en la economía significar producir y distribuir los bienes y servicios que produce la sociedad en tranquilidad, en paz, sin alteraciones del orden público, respetando todas las formas de propiedad, la privada, la propiedad familiar, la propiedad comunal, la propiedad estatal y la propiedad de los pueblos originarios y afrodescendiente. Paz en la economía es una economía solidaria, una economía social, una economía que distribuye los ingresos, que socializa las ganancias de manera democrática y justa”, agregó el legislador.

Sostuvo que la política de estado de cultura de paz y reconciliación va dirigida a las personas, a las familias, y a las comunidades, teniendo como centro al ser humano y pretende promover una cultura de paz multidimensional, porque se enraíza en la familia.

Igualmente subrayó que esta política es proactiva, preventiva, en la que trata de evitar los conflictos y todas las formas de violencia, como la relacional, la física, la violencia sicológica, violencia sexual, patrimonial, y evitar las relaciones de violencia entre las parejas.

Carlos Emilio le señaló a la asistencia, que esta política también promueve cada uno de los programas sociales y productivos, que persiguen el combate a la pobreza, porque de esa manera se podrá llevar más salud, más educación, más recreación y producción al pueblo.

Esta política tiene como fuente diferentes vertientes, como el cristianismo, el evangelio y el mensaje de Jesús.

Lo que “estamos haciendo es consolidar el proceso, porque en Granada ya entramos al proceso de reconciliación y unidad nacional, hemos aprendido a valorar lo que significa la paz, la tranquilidad, el sosiego y sobre todo el hecho de ver, quien es el que construye y quien es el que nos ha destruido, desde ese punto el pueblo granadino está consciente que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional es el que realmente persigue el bienestar de la población”, declaró la alcaldesa de Granada Julia Mena.

“Lo que valoramos es que este año sea primeramente Dios sobre todas las cosas y lo segundo es que las familias estemos en paz y armonía, trabajando en los mercados para atender a la gente, atenderlos con paz y amor, porque lo que queremos es trabajar en paz, es lo que pedimos los comerciantes, que todo estemos en tranquilidad y que nuestras familias no estén en zozobra”, dijo la comerciante Margarita Jarquín.

granada

granada

granada

granada

granada

granada