La doctora Dilvia Flores, directora del centro de salud Roberto Herrera Ríos con su equipo, llevó la fumigación hasta el barrio Colinas de Memorial Sandino, del sector 20 del distrito uno.

"En este barrio estamos beneficiando a 650 familias. El objetivo de hoy es la fumigación casa a casa y así evitar las enfermedades vectoriales", dijo Dilvia.

Xiomara Incer es pobladora del sector y ella igual que muchas otras familias permite la entrada a las brigadas médicas.

"Esto es muy bueno porque podemos evitar epidemias y aparte es bonito tener a las autoridades cerca de uno. Vienen las brigadas cada 15 días y a veces más seguido, especialmente en el invierno", aseguró.

Afirmó que desde su hogar trata de tener siempre limpio y "de mantener boca abajo los recipientes para evitar la propagación del zancudo".