Expertos en derecho internacional destacaron de positivo para Nicaragua, la decisión de la Corte Internacional de Justicia en la Haya de aceptar la solicitud hecha por nuestros representantes ante ese organismo, de unificar las dos demandas pendientes con Costa Rica.

La CIJ comunicó a los representantes de ambos países de su decisión de unir ambas causas, una relacionada a la denuncia interpuesta por Nicaragua ante la contaminación de nuestro Río San Juan por la construcción de una trocha fronteriza por el gobierno de Costa Rica, y la otra presentada por este país en relación al espacio nuestro en Harbourd Head

La Corte comunicó que su decisión se sustenta en que ambos litigios llevan a la misma zona de frontera común, la parte derecha del río San Juan.

El doctor Mauricio Herdocia calificó de sabia y acertada la decisión tomada por la CIJ “creo que con esto se abona a la economía procesal judicial, pero también a la buena administración de justicia. Nicaragua prevaleció en su posición procesal”.

Recordó que Nicaragua desde que presentó la demanda por la trocha tica en el Río San Juan, se reservó el derecho de solicitar la acumulación de ambas causas, algo que ocurrió el pasado 19 de diciembre del 2012.

“Esto solamente puede en ese sentido favorecer a Nicaragua, porque de otra manera estaríamos cada caso de manera desarticulada y fragmentada y ahora la Corte decide dar vida a este proceso de interrelación que tienen ambas situaciones”, dijo.

Indicó que la ventaja procesal de esta decisión, es que se va a realizar una audiencia oral para ambos casos y va haber una sola sentencia. Recordó que Nicaragua ya presentó su contra memoria y Costa Rica lo hará el 19 de diciembre del 2013.

Ante este escenario es posible que el fallo sobre ambos casos pueda ocurrir en el segundo semestre del 2014, algo que quería evitar la Presidenta de Costa Rica Laura Chinchilla que vence su periodo en el primer trimestre del próximo año.

Por su parte el catedrático de derecho internacional Manuel Madriz, indicó que la CIJ dio la razón a Nicaragua, porque su posición está sustentada, ya que no se puede separar el caso de la trocha costarricense con la zona de Harbourd Head.

“No podes separar un río que es navegable, considerado como tal por el Tratado Jerez-Cañas, desde su nacimiento en San Carlos (municipio del departamento de Río San Juan) hasta su desembocadura en el Mar Caribe, separar lo que es el curso del río de lo que es la desembocadura”, dijo Madriz al explicar del porque la CIJ decide acumular ambas demandas.

Considera que el planteamiento de Nicaragua es correcto “porque no podes separar la cabeza de la cola, siempre tenes que ver el conjunto integral del Río San Juan, como una ruta navegable, establecida como una ruta de comercio por el tratado Jerez-Cañas”

Ambos juristas coinciden en señalar que este paso no es un tema sustantivo, sino que es un tema de características procesales, pues hasta el momento la CIJ no ha decidido sobre las peticiones de las partes, algo que ocurrirá cuando se de la sentencia definitiva.