El Canciller de Nicaragua Denis Moncada Colindres en entrevista concedida a Daniel Kovalik, abogado en Derechos Humanos y profesor de Ley Internacional en la Universidad de Leyes de Pittsburg, refirió que el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro ha solicitado convocar una sesión de urgencia al Consejo Permanente, y con mala intención, de motivar al Consejo Permanente continuar discutiendo la situación de Nicaragua y promover la aplicación del artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana.

“Eso es inaceptable, no tiene fundamento legal, jurídico ni encuentra sustento, ni en la carta fundacional de la OEA, ni en la propia Carta Democrática Interamericana. Realmente Almagro está actuando en violación de esas normas y el derecho internacional, y está queriendo arrastrar a los gobiernos de Latinoamérica y el Caribe en una acción que a todas luces es injerencista, intervencionista y violatoria del espíritu y objetivo de las dos cartas”, aseveró el Canciller.

Señaló que, al momento de ser redactada la Carta, el objetivo era poner freno a los golpes de estado militares de esa época y contribuir con el rescate de la democracia y el fortalecimiento de los procesos democráticos electorales en Latinoamérica y el caribe.

 Sin embargo, en este momento lo que está haciendo Almagro es apoyar a grupos golpistas en Nicaragua que buscan romper el orden constitucional, el proceso democrático, desconocer el estado de derecho y cambiar por la vía de hecho, mediante un golpe de estado el gobierno legal, legítimo y democráticamente electo del Comandante Daniel Ortega.

Por eso es que realmente la acción de Almagro no tiene razón, no tiene sustento y por ello nosotros hemos pedido el apoyo a través de los cancilleres de los gobiernos de este hemisferio, para que esa acción de Almagro, no pase, porque realmente es un atentado contra la existencia, la convivencia pacífica y el fortalecimiento de los procesos electorales en América Latina y el Caribe”, dijo Moncada.

 “Almagro le está dando una interpretación al revés, a la inversa del espíritu y objetivo de la Carta Democrática. Almagro se está convirtiendo en un golpista desde un puesto como Secretario General, al cual lo hemos elegido todos los estados miembros de esa organización, está traicionando el mandato de los estados y gobiernos al apoyar a grupos golpistas y no al fortalecimiento institucional de los estados de AL y el Caribe”, agregó.

Gobierno elegido libremente

Explicó que, a través de una elección libre, democrática, acompañada por organismos internacionales, el presidente Ortega triunfa con los votos de arriba del 70% del electorado nicaragüense.

“Somos un estado y un gobierno con una constitución avanzada, con un estado de derecho, con un funcionamiento de los poderes del estado coordinado y armónico, sin conflictos, con ejercicio de derecho y libertades en el país, con una convivencia pacífica que hemos tenido en los últimos 10 años ideal, con un buen gobierno, no porque lo diga como funcionario, porque así lo han reconocido organismos internacionales”, señaló.

Mencionó que a finales de abril se inició el proceso de intento de golpe de estado, de rompimiento del orden constitucional y de sustitución ilegal, del gobierno democrático del presidente Ortega.

Almagro parte de la confabulación

Ahora “estamos entonces ante una confabulación interna, internacional con la actividad de Almagro encaminada a continuar con un proceso golpista, ilegal, inconstitucional y violatorio del derecho internacional”.

Cuando “si no hay una explicación y un fundamento racional ni jurídico a esa actuación, se explica por la confabulación de grupos internos de oposición con el apoyo y financiamiento del exterior más la combinación de crimen organizado internacional y Almagro moviendo la parte diplomática de la OEA, para intentar materializar el golpe de estado que nuestro gobierno y población impidió frustró y neutralizó”.

“Por eso es que los estados y gobiernos de América Latina y el Caribe debemos reflexionar con cuidado, porque Almagro puede llevarnos a una crisis hemisférica, en término de la paz, tranquilidad, estabilidad y el fortalecimiento de la institucionalidad democrática para proteger y apoyar a los gobiernos legalmente electos”, apuntó.

En ese sentido Nicaragua ha solicitado a los gobiernos y estados de este hemisferio que no permitan que Almagro logre lo que está pretendiendo.

Porque, “Nicaragua no ha solicitado a la OEA que se metan en nuestros asuntos internos, entonces Almagro no puede tampoco desplazar o sustituir el ejercicio de la soberanía de los estados miembros de la organización, no tiene razón, no tiene justificación de hacer ni de continuar haciendo ese objetivo que está pretendiendo”.

Y agregó: “Hemos dicho Nicaragua resolverá sus asuntos internos entre todos los nicaragüenses independientemente de las posiciones políticas”.

Moncada manifestó que Almagro se ha declarado como un agente directo de los Estados Unidos y al convertirse en su aliado ha perdido decencia, principios y valores si los tuvo, y sus coterráneos, como es el pueblo uruguayo y las organizaciones políticas a las que estuvo vinculado lo expulsan.

Por eso Almagro está actuando de esa manera y Estados Unidos lo está apoyando para reelegirse en ese cargo, está siguiendo la ruta diseñada por el departamento de estado que lo hace su candidato predilecto para continuar cumpliendo las misiones que le encomiendan en el seno de la OEA, afectando a todos los estados y gobiernos que son miembros de esa organización.

Ranquing en igualdad de género

Nicaragua ha diseñado y puesto en práctica por el presidente ortega políticas incluyentes, entre ellas la política de equidad e igualdad de género, para lo cual la asamblea ha aprobado leyes muy importantes. Hoy Nicaragua está en el quinto lugar a nivel mundial según los organismos que mide l nuestras mujeres ocupan lugares muy importante n los diferentes poderes.

También se ha logrado niveles de seguridad muy importante reconocido también por organismos internacionales, transformación de la matriz energética, energía sana y se tiene por encima del 95% de cobertura eléctrica en la población, se ha generado una economía estable que ha fluctuado entre el 4.7 y 5.2 en los últimos años y se han implementado políticas de alianza, diálogo y consenso con el sector privado y trabajadores que han dado buen resultado.

“Hemos tenido un buen gobierno, que se ha intentado, precisamente, derrocar de forma ilegal”, apuntó.

 Nica Act otra medida de injerencismo

Moncada manifestó que la Nica Act está dentro del ambiente de injerencismo, intervencionismo, medidas unilaterales del gobierno de Estados Unidos para presionar a nuestro gobierno, porque parte del interés es que se rompa el orden constitucional, se desconozca el estado de derecho y violentando la Constitución se adelanten elecciones.

“Es una contradicción enorme entre defender democracia, estado de derecho, constitucionalidad y tomar todas las medidas unilaterales como presión para que nuestro gobierno actúe al margen de la ley. Es contradictorio”, dijo el Canciller.

“Por eso es que nosotros no aceptamos, denunciamos ese tipo de medidas unilaterales. Son inaceptables. No sirven de presión para nosotros, porque defendemos nuestra dignidad nacional, soberanía y legitimo gobierno”, acotó.

Señaló que se tiene pendiente dialogar y conversar con el gobierno de Estados Unidos el tema de la indemnización para que la haga efectiva, a como fue resuelta por la Corte Internacional de Justicia. Son muchas decenas de miles de millones de dólares.

El Canciller dejó en claro que Nicaragua continúa con su vida cotidiana normal, por lo que la propaganda, las campañas mediáticas, el uso de las mentiras cotidianas que usan muchos medios hay que tenerla como lo que es, falsedades y mentiras, para tratar de desprestigiar y deslegitimar a un gobierno democrático y crear la base de la justificación de agresiones externas o de medidas unilaterales o las que pretende seguir implementado Luis Almagro, secretario general de la OEA y candidato de los Estados Unidos para ser reelecto.