El Presidente Daniel Ortega y la Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo, enviaron un mensaje de condolencias a la expresidenta de la República de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, por la partida del compañero Héctor Timerman, a quienes ambos tuvieron el honor de conocer.

La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de la República al darle lectura a la carta dirigida a la expresidenta de la República de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner señaló que tuvieron el honor de tener en su casa al padre de Héctor, al señor Jacobo Timerman, en los años 80.

“Escribió muchos libros. Él escribió a nombre de los desaparecidos de la dictadura del Sur y no sabíamos que era el Papá de Héctor. Y cuando vino Héctor a visitarnos, como canciller de Argentina, yo le pregunté ¿Usted es familia de don Jacobo Timerman? Sí, soy su hijo, respondió”.

Así supe que tal palo está la astilla, grandes luchadores, personajes que ocupan un lugar en la historia, tienen un lugar especial en nuestra memoria y que nos inspiran en las luchas de hoy y las luchas de mañana. Porque la vida está hecha de batallas, y el deber de los revolucionarios es luchar, luchar, luchar, vencer, vencer, vencer, en toda circunstancia y en todo momento, anteponiendo el bien común. Luchar, luchar, luchar. Vencer, vencer, vencer como ideales que reúnen el interés de todos, el bien de todos

El mensaje dice así:

 

Managua, 31 de Diciembre, 2018

 

Hermana ex-Presidenta

de la República Argentina

Doctora Cristina Fernández de Kirchner
Sus Manos

 

Compañera Cristina:

 

Queremos extender nuestro Abrazo Solidario a Usted y a [email protected] [email protected] [email protected] peronistas, por la partida del Querido Compañero Héctor Timerman, a quien tuvimos el Honor de conocer, así como a su padre, Jacobo, en distintos momentos de nuestra Historia.

Queremos, a través suyo, extender nuestro Abrazo lleno de Cariño Fraternal a la Familia del Compañero Héctor, brillante e inolvidable Ciudadano, y Canciller de la República Argentina, ofreciendo nuestro reconocimiento en la Patria Grande, y el Abrazo de [email protected] [email protected] que le conservamos en nuestra Memoria de [email protected], como una Persona Especial, dedicada, con Esmero y Vocación, a servir a una Política de Paz, Solidaridad y Encuentro.

Reciba Usted, Cristina, reciban su esposa Anabella Sielecki, y sus hijas Amanda y Jordana, todo el Amor y el Aprecio de las Familias, del Pueblo, y del Gobierno de nuestra Nicaragua, Siempre Bendita y Siempre Libre.

 

 

Firmas

Daniel Ortega Saavedra     Rosario Murillo