El año 2018 está por culminar y el sector comercio y panaderos de Nicaragua tienen plena confianza que el 2019 será mejor fortaleciendo el empleo, la demanda y la calidad.

El comerciante Jorge González del mercado oriental, el más grade de Centroamérica, afirmó que a pesar de la crisis impuesta a Nicaragua a consecuencia del golpe de estado, el sector comercio ha tenido unos últimos meses de excelentes ventas, gracias al trabajo articulado con el gobierno sandinista.

“Podemos decir que hemos cumplido la meta que nos propusimos articulado con las instituciones para poder fortalecer la economía del país. La policía Nacional y el gobierno fueron grandes facilitadores para poder sacar las mercancías y tenerlas a tiempo. En los mercados y en toda Nicaragua fue un éxito con todos los descuentos para poder vender la mercancía”, indicó González.

“Me lleva a pedirle siempre al gobierno que esté enfrente con los comerciantes para sacar adelante la economía y poder fortalecer el emprendimiento en nuestro país”, expresó.

“La meta fue superada con las Mipymes, comerciantes y centros comerciales siendo de unos 2600 millones de córdobas. En el 2019 tendremos el mismo ritmo de trabajo, estamos proponiendo una agenda para ver cuándo podemos concretar ese buen porvenir para el 2019. Vienen muchas fechas como la entrada a clases, día de los enamorados, verano, las madres y es tanto para poder echar mano con la ayuda del gobierno que ha sido un gran facilitador”, aseguró González.

Unos treinta mil empleos temporales dieron los comerciantes de los ocho mercados capitalinos en esta época navideña y de fin de año que está por culminar.

Los cincuenta mil comerciantes de Managua esperan seguir siendo la fortaleza de la economía del país en un 2019 en trabajo y paz.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Panaderos de Nicaragua, Juan Pablo Estrada, detalló que el crecimiento a inicio de año era del 10 por ciento, sin embargo, producto de la crisis no se pudo lograr. No obstante, la actividad económica del sector se pudo levantar con los meses.

“En el 2019 las proyecciones son buenas porque la industria no se va a parar nunca. La organización y el tiempo de trabajo nos permite poder articular con otros países de Centroamérica para que nos provean de materias primas indispensables para la realización de panes, pasteles y todo lo de la industria panificadora”, aseguró Estrada.

El emprendedurismo ha sido un factor importante este año, colocándose en el mercado una amplia variedad de negocios que elaboran y venden pan.

“La industria artesanal de Nicaragua ha mejorado la calidad además hay gente que está incursionando en la elaboración de panes. Vamos a brindar para el próximo año la proyección de crecer en calidad y crecer en consumo y esperamos que nuestros consumidores prefieran lo nacional en barrios, pulperías y supermercados”.

Resaltó que “hemos aprendido a lo largo de los años que las crisis para nosotros han sido retos”.