Más de 40.000 personas fueron evacuadas de las costas del estrecho de Sunda, en Indonesia, tras la alarma de un segundo tsunami por la erupción del volcán Anak Krakatau activada el jueves.

El número de desplazados de las zonas de riesgo de las provincias de Banten y Lampung subió este viernes a 40.386, informó el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho.

De momento continúan las labores de búsqueda y rescate de las víctimas del tsunami registrado el pasado sábado, que ha dejado 426 fallecidos, 23 desaparecidos y 7.202 heridos.

Mientras que la lista de daños se contabiliza en 1.296 casas, 78 hoteles y posadas, 434 embarcaciones, 69 vehículos y 28 motos.

Las autoridades prohibieron actividades a lo largo del estrecho entre las islas de Java y Sumatra por temor a nuevo tsunami.