El Ministerio de Salud (Minsa) brindó un reporte de las personas afectadas por quemaduras durante el periodo del 1 al 26 de diciembre, en el que se registra una cifra de 76 casos en total.

La cifra es menor a la registrada durante el mismo periodo, pero en 2017, siendo una noticia alentadora para las autoridades, quienes destacan que este resultado es producto de la preocupación de los padres de familia y de los adultos que han puesto en práctica las medidas de prevención.

El doctor Enrique Beteta, viceministro de Salud, destacó que la mayoría de los afectados por quemaduras, ya han sido dados de alta, debido a que las lesiones son leves y fueron atendidas de manera oportuna.

“Tenemos un registro de 76 lesionados por pólvora de los cuales 70 han sido dados de alta y seis continúan hospitalizados, en 2017 los registros fueron de 137 personas afectadas lo que representa una disminución del 45%, lo que significa que las personas están llevando a la práctica las recomendaciones y brindando seguimiento a los niños, jóvenes para evitar afectaciones por la pólvora”, expresó.

Entre los casos reportados a la fecha corresponden en su mayoría a los Silais de Managua, Jinotega, Masaya, Rivas, Chinandega y Chontales. Los varones son los más afectados y el rango de edad con más pacientes es entre los cinco y nueve años quienes en su mayoría fueron afectados por bombas, cachinflines, cohetes, triquitraca y arbolitos.

La importancia de tomar las debidas medidas de seguridad

Por su parte, la doctora Lilliemt Palma Aguilar, Cirujano plástico del Hospital Fernando Vélez Paiz, instó a los padres de familia a seguir poniendo en práctica las medidas de seguridad, con las que se evitan incidentes y momentos de dolor en las familias.

“Lo importante es realizar un buen almacenamiento de la pólvora, desde el momento en el que es transportada, y en el hogar se debe evitar colocarla cerca del tanque de gas, gasolina y artefactos inflamables. En el uso de la misma, es importante observar a los niños al momento de manipular algún producto pirotécnico, lo más recomendable es que ellos no utilicen pólvora, pero en caso de permitírselo hay que tener sumo cuidado”, manifestó.

Es importante evitar que los niños no carguen pólvora en sus bolsillos y que no recojan productos que no lograron estallar, en el caso de los adultos, los productos deben manipularse fuera de la casa, estar en estado de sobriedad y evitar el contacto con fuentes de calor.

“Si llegase a presentarse una quemadura por pólvora lo recomendable es alejar al paciente de la escena y sumergirlo en agua, no se debe utilizar ninguna sustancia en la quemadura y acudir de manera inmediata a las unidades hospitalarias donde serán atendidos de manera adecuada”, subrayó.