A pocas horas que las familias se reúnan en sus hogares, en los diferentes establecimientos autorizados para la comercialización de pólvora, existe mucha confianza en que aumentarán considerablemente las ventas porque es el propio 24 en que muchas personas acuden a realizar sus compras.

Tanto en la zona del mercado Roberto Huembes, como el sector del Paseo Tiscapa, la afluencia de compradores es constante y las visitas irán aumentando en la medida que se acerca la Noche Buena.

“Las expectativas son que nos vaya bien. Esperamos que mañana nos visite la ciudadanía aquí en el Paseo de Tiscapa, brindando todos los productos pirotécnicos, luces chinas, candelas romanas, volcancitos y muchos más”, dijo Marlon Ortiz, de la venta de productos pirotécnicos “Andreita”.

Agregó que los precios están accesibles y que tienen ofertas especiales para aquellos que compren tres productos o más diferentes. La docena de candelas romanas tiene un precio de 70 córdobas, la caja de volcancito pequeño a 80 córdobas.

“La costumbre de la gente es que viene al mediodía, casi al final de la tarde del 24, les gusta comprar luces chinas”, destacó Ortiz.

“Siempre dejan el 24 para comprar, eso es típico de los nicaragüenses y esperamos que así sea, como todos los años mañana es el gran día y que tengamos buenas ventas, es el mero día que deciden comprar”, puntualizó Claudia Lorena, de Luces Chinas El Halcón.

Entre los compradores se encontraba Benjamín Zapata, quien compró cerca de 400 córdobas en productos para sus niños, que se alegran durante la noche buena encendiendo las candelas romanas, luces chinas y volcancitos.

“Es una tradición porque pasamos la noche buena con ellos, siempre lo hacemos, es nuestra alegría, a mis hijos les gusta y les encanta. Quiero dar un mensaje a las familias, es que tengamos mucho cuidado con los niños, siempre hay que vigilarlos”, destacó Zapata.