Ningún otro programa reality ha sido tan riesgoso. El 19 de abril el asistente de un concursante de la versión de China se ahogó. Peng Jiaxuan, el asistente del experto en artes marciales Shi Xialong, perdió su vida en la piscina durante una sesión de entrenamiento.

El incidente en “Celebrity Splash China” sucedió un día después que Nicole Eggert, de “Splash”, se lesionara seriamente y tuviera que ser llevada al hospital para una revisión tras llenarse de morados en la espalda. En las pasadas semanas concursantes de la versión norteamericana también se accidentaron. Rory Bushfield sufrió una ruptura del tímpano y Louie Anderson se lastimó las costillas durante entrenamiento, Katherine Webb y Chuy Bravo tuvieron que abandonar el programa por lesiones relacionadas.

El “Splash” original proviene de Holanda y diferentes países han adoptado una versión, incluyendo España y próximamente Argentina.
De seguro que los productores se aseguran que los participantes firmen una autorización que les permita no sufrir consecuencias si alguien pierde la vida.

¿Crees que un show televisivo merezca arriesgar la vida?