Con los 89 nombres de prelados divulgados este lunes por la Compañía de Jesús en dos estados de la Unión, sube a 200 el total de sacerdotes jesuitas involucrados en supuestos casos de abuso sexual en los Estados Unidos.

La rama estadounidense de la orden de los jesuitas, que gestiona numerosas instituciones educativas en el país, publicó este lunes los nombres de decenas sacerdotes involucrados en "acusaciones creíbles" de pedofilia en Estados Unidos que datan de 1950.

La Compañía de Jesús sigue los pasos de numerosas diócesis del país que abrieron sus archivos después de la publicación de un informe estremecedor sobre los abusos cometidos por religiosos en Pensilvania, en el este del país.

Dos agrupaciones territoriales de la orden, la del Medio Oeste y la de Maryland, publicaron dos listas de 65 y de 24 nombres de curas acusados de abuso, algunos de los cuales remontan a varias décadas atrás. Esos nombres se suman a los más de 150 divulgados hace diez días por otras agrupaciones territoriales del centro-sur y del oeste del país.

Algunos acusados figuran en ambas listas, pues durante su carrera ejercieron en distintas diócesis.

"Hoy la Compañía de Jesús de Maryland publica los nombres de los jesuitas de nuestra provincia y de otros jesuitas que han servido en la provincia, que han sido objeto de acusaciones creíbles de abusos contra menores", indicó la sede local de la congregación en un comunicado en el que pide perdón por una serie de supuestos casos de abusos iniciados hace casi 70 años.

"Estamos muy apenados por el daño que hemos causado a las víctimas y a sus familias. También pedimos perdón por haber estado involucrados en el daño que estos abusos han provocado a la Iglesia", dijo la organización.

Cinco de los 89 sacerdotes con “un delito creíble o establecido contra un menor”, fueron “apartados de su ministerio” entre 1996 y 2011, y actualmente residen en un “ambiente restringido bajo un plan de seguridad “, explicó el organismo.

Todos los mencionados en las listas dejaron la orden. Una parte de ellos ya han fallecido y otros han sido condenados por la justicia. La congregación afirmó que el último caso data de 2002 y señaló que a menudo recibió las denuncias muchos años después de que tuvieran lugar los hechos y que eso permitió que los sacerdotes siguieran en funciones.

La mayoría de los abusos tuvo lugar en los estados de Maryland, Pensilvania, Georgia, Nueva York, Massachussets y Nueva Jersey, entre otros.

Muchos de los acusados trabajaron en centros educativos, como colegios, institutos de secundaria y universidades. En uno de los listados, aparece el cura de la Congregación Jesuita de Chile Jaime Guzmán, que trabajó en Pensilvania y Carolina del Norte entre 2004 y 2018.

El nombre de Guzmán sale en una lista junto a cuatro jesuitas de otras congregaciones que fueron nombrados públicamente por “otras provincias o arquidiócesis por alegaciones de abusos contra un menor (…) que tuvieron lugar fuera de la Provincia de Maryland. Estas alegaciones no fueron notificadas ni investigadas por la Provincia de Maryland”, precisó la organización.

"Consideramos que la divulgación hoy de nuestra vergonzosa historia forma parte de nuestro compromiso actual para prevenir el abuso", indicó la delegación de la provincia de Maryland, que es una división administrativa que data de antes de la actual configuración territorial de Estados Unidos.

En agosto, la Corte Suprema de Pensilvania publicó un informe de un gran jurado que documentaba 300 casos de “sacerdotes depredadores” sexuales en seis diócesis, tras investigar denuncias de abusos a menores, y que calculaba en más de 1.000 el número de víctimas.

Por su parte, el Papa Francisco aceptó el pasado 12 de octubre la dimisión del cardenal Donald Wuerl como arzobispo de Washington entre acusaciones de haber encubierto abusos. Poco después, el día 15 de ese mes, la archidiócesis de la capital publicó una lista con 31 nombres de antiguos sacerdotes que supuestamente perpetraron abusos sexuales contra menores, de los que 28 estaban adscritos a esta institución. De los 31 curas que aparecen en la lista, 17 ya fallecieron.