Un total de 62 jóvenes fueron los graduandos de la Séptima Promoción del Curso Técnico Ocupacional del Centro de Formación y Desarrollo de Juventud de la Policía Nacional, que se denominó "Los jóvenes en Nicaragua queremos la paz".

Los jóvenes, de ellos 54 varones y 8 mujeres, lograron concluir sus estudios en carreras técnicas de mecánica automotriz, reparación de electrodoméstico, electricidad residencial, sastrería, computación, panadería y repostería, inglés comunicativo y belleza.

Los 62 estudiantes fueron distribuidos en ocho cursos técnicos y cuatro secciones para primaria y secundaria, obteniendo un rendimiento general en los talleres técnicos de 88.1%, en el curso de nivelación secundaria del 80% y en el de nivelación primaria del 83%.

La ceremonia fue presidida por el comisionado general Jaime Antonio Vanegas, inspector general de la Policía Nacional; comisionado general Javier Dávila Rueda, secretario general de la Jefatura de la Policía; comisionado general Fernando Borges, segundo jefe de la delegación de la Policía en Managua y la comisionada mayor Janina Robleto, jefa de la Dirección de Asuntos Juveniles de la institución policial.

La comisionada mayor Robleto expresó que el modelo educativo “camino al desarrollo humano y ocupacional” se fundamenta en aplicar procesos de interacción positiva y comunicación interpersonal como ejes que afianzan los procesos que se desarrollan en el programa de formación, además es una estrategia clave para la transformación de su comportamiento con su familia y en la comunidad”.

Señaló que con todas las dificultades aunadas al estrés postraumático del fracasado golpe de estado que le dio toda la población en Nicaragua, pueden decir que se ha cumplido este reto.

“Al finalizar el curso tenemos como buen resultado 10 jóvenes ubicados en medianas empresas contratados como mano de obra calificada. Son cuatro jóvenes de panadería y 6 de belleza. Además, un joven integrado al emprendimiento juvenil que pertenece al taller de panadería”, destacó Robleto.

A la vez que agradeció al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional por continuar atendiendo y restituyéndole los derechos a los jóvenes, así como a las instituciones del estado, líderes religiosos y comunitarios, directores de centros de rehabilitación y “a las personas que confían en este centro y en sus autoridades estando seguros que seguiremos cosechando más victorias y más éxitos los jóvenes y las familias en Nicaragua queremos paz y seguridad”, aseguró.

Los mejores expedientes de cada curso como fueron: Primer expediente Kenia Marenco Pérez, del curso de panadería con promedio de 96%; segundo expediente Jimmy Alexander Espinoza Ramos, del curso de sastrería (95%); tercer expediente Wilmer Moisés Saballos Montenegro, estudiante de inglés (94%).

Se entregó diplomas a los mejores alumnos de cada curso: Yaritza Margarita Salgado, de belleza con énfasis en barbería (93%); Julio Aguilar Arauz, de reparación de electrodomésticos (86%); Armando José Polanco, de mecánico (80%); Daniel Alexander Moncada, de electricidad residencial (80%) y Emmanuel de Jesús García, de computación (80%).

Ejemplo de esfuerzo

En nombre de los promocionados, la primer expediente, Kenia Marenco, agradeció a Dios, a los docentes y personal en general por brindar a todos los estudiantes tiempo, dedicación y enseñarnos a ser sujetos de cambio de esta sociedad.

“A pesar del período violento que sufrimos en el país a partir del 19 de abril de este año, pensamos que íbamos a perder este año escolar porque nos quitaron los buses de los recorridos y teníamos que asistir a clase por nuestra cuenta para poder finalizar. Hicimos el esfuerzo junto con nuestros profesores y personal policial para que pudiéramos salir adelante y aquí estamos recibiendo nuestros certificados lo cual me llena de orgullo”, dijo Marenco.

“Le agradezco al gobierno de Nicaragua por su apoyo con este proyecto, esperamos continúe para ayudar a más jóvenes en Nicaragua”, agregó.

Ella es madre de dos niñas que, mientras estudiaba, su mamá las cuidada y ahora podrán sentirse orgullosas por el peldaño que logro escalar.

Su mamá Aracely del Carmen Marenco expresó que es un día muy especial sintiéndose orgullosa de su hija, “y le agradezco a la Dirección de Asuntos Juveniles por su apoyo incondicional, como lo hicieron también hace 7 años atrás con mi hijo, quién actualmente debido a la enseñanza que le brindaron continúa trabajando. Quiero agradecer también a este gobierno del Comandante Daniel por pensar en el bien de los jóvenes y nuestras familias”, acotó.

Orgullo de la institución

El Inspector General de la Policía Comisionado General Jaime Antonio Vanegas, señaló que hace 7 años fue creado este Centro Juventud y con esta séptima promoción se ha logrado graduar a 882 jóvenes en situación de riesgo, de los cuales 699 son varones y 183 mujeres, lo cual ha sido posible únicamente con el respaldo del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional y el esfuerzo de los jóvenes que han aplicado su atención y tiempo, a lograr culminar estos cursos con excelentes calificaciones.

“Para nosotros es un orgullo, ustedes son el vivo reflejo del trabajo que se realiza en este centro, son multiplicadores, a todas las personas que ustedes encuentren le van a decir que aquí está un centro, donde pueden capacitarse, donde pueden aprender un oficio y dónde puede también encontrar una oportunidad laboral”, aseveró Vanegas.

Señaló que, de los 62 graduados, 5 jóvenes están cursando estudios universitarios. Asimismo, agradeció a las micros pequeñas y medianas empresas que asociadas con el esfuerzo de la Policía Nacional y de la dirección de asuntos juveniles han colaborado para que 10 jóvenes puedan incorporarse a la vida laboral y puedan seguir viendo hacia el futuro y ser apoyo para su familia.

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1

PROMO1