La jueza décimo tercero penal de juicio declaró culpable a Erick Antonio Carazo Talavera, Cristopher Marlon Méndez, Misael Espinoza y Ulises Rubén Toval Ríos, acusados del asesinato del compañero sandinista Francisco Ramón Arauz Pineda y causado lesiones graves a José Antonio Fernández Roble de 39 años, hecho que se dio el 16 de junio pasado.

Después de varias jornadas en la que la fiscalía presentó sus pruebas de cargo y la defensa técnica utilizó sus testigos de descargo, la judicial dio a conocer su fallo.

La judicial basó su fallo de culpabilidad tomando en cuenta las declaraciones de los compañeros José Antonio Fernández, Bayardo Lara García y otros que el día de los hechos, realizaban labores de limpieza de los tranques o barricadas que estos delincuentes habían instalado cerca del colegio Edgard Arbizu. Cada uno de estos reconoció en el lugar del crimen a los acusados y vieron cuando dispararon con intención de matar.

Misael Espinoza fue declarado culpable por ser autor directo del asesinato del compañero Francisco Arauz Pineda, que recibió disparos en la cabeza, boca y costado derecho del cuerpo. También fue declarado culpable por los delitos de entorpecimiento de servicios públicos, profanación, fabricación, tráfico y tenencia de armas de fuego y lesiones graves en contra de José Antonio Fernández.

Erick Antonio Carazo Talavera fue declarado culpable de profanación, entorpecimiento de servicios públicos y portación y tenencia ilegal de armas de fuego. Por estos mismos delitos fueron declarados culpables Cristopher Marlon Méndez y Ulises Rubén Toval Ríos.

La fiscal del Ministerio Público en el debate de pena solicitó la pena máxima que contempla el Código Penal de Nicaragua.

La acusación señaló directamente como autor del asesinato contra Arauz Pineda a Misael Espinoza, quién a su vez causó lesiones graves a José Antonio al dispararle con fusil AK en su brazo derecho.

La acusación del Ministerio Público relata que el 16 de junio, cuando trabajadores de la alcaldía de Managua desde las seis de la mañana se daban a la tarea de limpiar las calles de tranques en el sector del colegio Edgard Arbizu cuatro andenes al sur, Misael y el resto de los acusados, armados con fusiles AK y escopetas atacaron a los trabajadores mencionados.