La compañera vicepresidenta Rosario Murillo, aseguró hoy que los nicaragüenses vamos caminando de la mano de Dios y agradeció profundamente un mensaje que le envió un compañero, el cual le dice en la misiva: “La vida es un ancho surco que abrió la mano de Dios y todos somos semillas buscando la luz del sol”.

“Lindas palabras, las agradezco profundamente, todos somos semillas, la vida es ese ancho surco que abrió la mano de Dios, un surco en el campo y todos somos semillas, buscando la luz del sol”, dijo.

“Lindísimas palabras, agradecida profundamente, expresa precisamente lo que estamos viviendo”, añadió.

“La vida es un gran surco que Dios ha dispuesto para que todos nosotros como semillas, buscando el sol, sigamos floreciendo. Nicaragua florece en amor, trabajo, seguridad y paz”, reflexionó la Compañera Rosario Murillo.

Generando victorias

“Así es como vamos, de la mano de Dios. Así es como vamos generando victorias, todos esos programas que aseguran mejores condiciones de vida para las familias, también aseguran mejores condiciones para fortalecer capacidades productivas, para el trabajo, para las familias, para la educación, para que vayamos adelante, como vamos adelante con fe y esperanza, con confianza en Dios”, dijo.

“Estamos listos para celebrar de la mano de Dios y agradeciéndole profundamente, desde la mañanita, desde que nos despertamos cada día dándole gracias por la vida, por la salud, por la fortaleza; dándole gracias desde que nos despertamos, por el carácter indoblegable del pueblo nicaragüense, por la capacidad de lucha que es el trabajo honrado; por la capacidad de ir generando mejoría en la vida de todos, le damos gracias a Dios cada día, decimos estamos listos para un fin de semana más que para muchos puede ser trabajo, porque el trabajo de quienes se movilizan en los parques, en las calles, a promover sus pequeños negocios, llevan alimento honradamente”, expresó.

“El trabajo, la festividad, la celebración que también se da, mucho deporte, cultura, conciertos navideños y la presencia de tantos líderes religiosos que se desplazan, pastores que promueven esos cultos de acción de gracias, esos cultos navideños que se realizan, buscando siempre fortalecer la unidad, el bien, la paz, en todo Nicaragua”, prosiguió.

“A todos ellos también nuestros saludos hoy viernes porque sábado y domingo se dedica a esas celebraciones religiosas en las que los celebramos agradeciendo a Dios, porque vamos avanzando con trabajo honrado, con nuestro espíritu cristiano invencible, vamos avanzando porque creemos y sabemos que Dios es justo”, manifestó.

“Y vamos avanzando, porque sabemos que el amor es más fuerte que el odio y porque sabemos que en Nicaragua ha prevalecido y prevalece el amor cristiano entre las familias, el encuentro, la solidaridad, esa reconciliación que nos hace potentes”, reiteró.

“Vamos avanzando y Nicaragua avanza con cada uno de nosotros generando todos esos esfuerzos y todos esos logros que también generan alegría, componente esencial en la vida de todos”, enfatizó.

"Nicaragua florece en amor, trabajo, seguridad y paz", concluyó.