La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de la República, destacó que Nicaragua hoy más que nunca permanece unida por la pazy estamos unidos en buena voluntad y estamos unidos en fe, esperanza y confianza en Dios, estamos unidos y nos sentimos siempre libres, siempre dignos, siempre con la cabeza en alto, siempre viendo hacia el sol que nos ilumina, que no declina y que nos anuncia todas las nuevas victorias que estamos construyendo juntos”.

Destacó que estamos en un diciembre bonito, un diciembre de fervor, un diciembre en el que se vuelcan las familias expresando la fe, participando quizás con más fuerza que nunca de todas las tradiciones.

Hay cantidad de cultos celebrándose en acción de gracia, por todo lo que tenemos, por todo lo que somos, por cómo somos, por cómo vivimos, como familias, como hogares cristianos, como comunidades cristianas, por todo lo que Dios derrama sobre Nicaragua en forma de prodigio, milagro, bendiciones que nos hacen más fuertes, que nos hacen cada vez más capaces. Esas bendiciones de Dios nuestro señor que fortalecen precisamente todo nuestro potencial de trabajo innovador para crecer, para desarrollarnos y para convivir armoniosamente compartiendo, porque nuestro pueblo, nuestra Nicaragua es un país y un pueblo solidario, bondadoso, generoso, alegre, tierno. Somos un pueblo especial, con un carácter especial, con un calor humano, nuestros corazones celebran todos los días la vida, agradecidos a Dios, expresó.

La vicepresidenta añadió que está segura de que todos esos atributos, esas cualidades de nuestro pueblo son obras de Dios, “porque no me canso de repetirlo: somos un pueblo de esperanza, un pueblo solidario, un pueblo generoso, un pueblo que cada día se reencuentra con Dios Nuestro Señor”.

49 años de sacerdocio del Papa Francisco

La Compañera Rosario Murillo, en horas de mediodía de este jueves, también se refirió a la celebración de los 49 años de ordenación sacerdotal del Primer Papa nuestroamericano, el Papa Francisco.

“Hace 49 años, un 13 de diciembre de 1969, 4 días antes de cumplir 33 años, el jesuita Jorge María Bergoglio, ahora Papa Francisco fue ordenado sacerdote por el arzobispo emérito de Córdoba, Argentina”, subrayó.

“Queremos desde esta Nicaragua de fe y esperanza celebrar ese aniversario número 49 y desear al santo Padre mucha fuerza, mucha salud, que nos siga alentando con esas palabras hermosas de cada día, que nos siga animando y que siga promoviendo encuentros, reconciliación cercanía, relación armoniosa entre los pueblos, entre las familias, que siga promoviendo ese corazón bueno que canta la grandeza del señor”, dijo.

Se refirió a las palabras del Papa, en referencia a la Virgen de Guadalupe. Su Santidad señalaba que María se vuelve la primera pedagoga del evangelio.

Evocando las palabras de Papa, dijo: “María nos enseña que, en el arte de la misión y la esperanza, no son necesarias tantas palabras ni programas, su método es muy simple: caminó y cantó. Ella más que nadie sabe de cercanías ¿No estoy yo aquí, que soy tu madre?, dice la Virgen de Guadalupe, es una mujer que camina con delicadeza y ternura de Madre, que se instala en la vida de las familias, que desata uno que otro nudo de los tantos entuertos que logramos generar y que enseña a permanecer de pie en medio de las tormentas”.

Aquí su santidad habla de la virgen desatanudos, una advocación que él venera y que en Argentina se celebra en grande.

La compañera vicepresidenta dijo que al pie y de pie, ahí es donde debemos estar, es la escuela de María, dice el Santo Padre, estar en camino para llegar donde tenemos que llegar al pie y de pie entre tantas vidas a las que le han robado la esperanza, en el barrio, en la ciudad, no con zapatillas de soluciones mágicas o con respuestas instantáneas, no a fuerza de promesas fantásticas de un pseudo progreso que lo único que logra es usurpar identidades culturales y familiares y vaciar de ese tejido vital que ha sostenido a nuestros pueblos, con la intensión pretenciosa de establecer en el mundo un pensamiento único y uniforme”.

La compañera Rosario Murillo dijo que los nicaragüenses damos gracias a Dios por afianzar la cultura de familia de paz, cultura de comunidad. “El santo Padre nos habla de ese tejido vital que nos sostiene, que sostiene nuestro pueblo y nos advierte que no dejemos que nos usurpen identidades culturales, modelos de familia, a nombre de un pseudo progreso, que lo que logra es acabar con esas identidades culturales y familiares, con la intensión pretenciosa de establecer un pensamiento único y uniforme en el mundo”.

“En la escuela de María aprendemos a caminar y nos nutrimos el corazón con la riqueza multicultural que habita nuestro continente americano, somos capaces de escuchar ese corazón que palpita en nuestro pueblo y que custodia como un fueguito bajo aparente ceniza el sentido de Dios, su trascendencia, lo sagrado de la vida, el respeto por la creación, los lazos de solidaridad, la alegría del arte del buen vivir y la capacidad de ser feliz y hacer fiesta sin condiciones. Así es como llegamos a entender lo que es la américa profunda”, dijo.

“María caminó y María cantó, y camina llevando la alegría de que quien canta las maravillas que Dios hace. En la escuela de María aprendemos que la vida está marcada, no con el protagonismo, sino por hacer que otros sean protagonistas, brinda coraje, valentía, enseña a hablar y anima a vivir la audacia de la fe y la esperanza”.

“Nos sentimos tan animados, tan alentados con las palabras del Santo Padre, que anima a vivir el cristianismo, la solidaridad, la cercanía, los valores de familia y de comunidad, la promoción y el respeto a lo sagrado de la vida”, subrayó la Compañera Vicepresidenta.

Agregó que son 49 años de sacerdocio, de haber sido ordenado el primer Papa nuestroamericano, “del que nos sentimos orgullosos, su Santidad el Papa Francisco”.

El compromiso de promover la paz

Señaló que Dios bendice a Nicaragua con el compromiso que tenemos todos de promover la paz, “aquí nadie quiere conflicto, aquí todos quieren paz y trabajo, paz y seguridad, paz y porvenir, paz y mejoría en nuestras vidas, es lo que queremos, y aquellos corazones que sirvieron al demonio, que sirvieron al diablo en los días más oscuros de este año 2018”.

“Que Dios les proteja y que les dé la posibilidad de sanar esa amargura que se le ve en los rostros, en los ojos, ese temor que se les ve, es un temor a Dios, es sano, Dios les está dando la oportunidad de arrepentirse y sobre todo de ver las necesidades de las mayorías nicaragüenses”, dijo.

Enfatizó sobre la fundamental necesidad de vivir en paz para trabajar y prosperar, de ver más allá del egoísmo de los que viven con comodidad, “porque tienen dinero, tienen recursos, Dios los bendice, pero como seres humanos y si son cristianos, que entiendan que no todo el mundo vive como ellos, y que nos corresponde a todos proteger los derechos, cautelar los derechos de los que no tienen, porque han sido sacrificados y vulnerados a lo largo de la historia”.

¡No pudieron, ni podrán!

Explicó que no es que no tengan, o porque no pueden tener, sino porque los han excluido a lo largo de la historia.

Y agregó que aquí en Nicaragua, durante 11 años se trabajó para que pudieran desarrollar capacidades, fortaleza, potencialidades y aportar a país y desde un gobierno cristiano, solidario, responsable, verse fortalecidos para avanzar, trabajando mejor y llevando más a sus hogares.

“Pero bueno, como hemos dicho hasta la saciedad y no nos cansamos de decir: Ni pudieron, ni podrán porque la maldad no tiene futuro. El odio no tiene futuro. En cualquier parte del mundo lo que si tiene futuro es el respeto, es la concordia, es la búsqueda de la armonía, es la búsqueda del encuentro es la búsqueda de la reconciliación, es la afirmación de la paz. Todos queremos paz y en Nicaragua donde sufrimos más por la falta de paz, la carencia de paz, queremos paz, como la que ya tenemos y la estamos cautelando y protegiendo todos. Quienes no quieren paz no pasarán, porque este pueblo, la mayoría, quiere paz, y sabemos que estamos en lo correcto al garantizar la paz y el trabajo para las familias nicaragüenses”, finalizó.