Se realizó la Purísima a la Concepción de María con una Misa de “Acción de Gracias Por La Paz en Nicaragua”, en Bolivia.

El acto litúrgico fue concelebrado por Monseñor Jorge Ángel Saldías Pedraza, Obispo Auxiliar de La Paz, y el Padre Sandro Aranda, Párroco, de la Parroquia El Buen Pastor “El Rosario” de La Vicaria Central de la Arquidiócesis de La Paz y Presidente del Clero Diocesano, realizada en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario.

Tanto Monseñor Saldías como el Padre Aranda elevaron sus oraciones clamando Por La Paz de Nicaragua, rogando por la intercesión de la Virgen de Guadalupe Madre de Latinoamérica, a la Concepción de María, Patrona de Nicaragua y a Nuestra Señora del Rosario. Asimismo, pidieron que el Señor ilumine a nuestros gobernantes, les dé sabiduría en sus decisiones de gobierno y envían las bendiciones al pueblo nicaragüense.

Participaron en la celebración representantes de embajadas de Cuba, Venezuela, amigos bolivianos, residentes nicaragüenses y hondureños.

En la intervención del Embajador de Nicaragua, Elías Chévez agradeció en nombre del Presidente Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo en primer lugar al Creador Nuestro Señor, por abrirnos la puertas de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario para realizar esta Santa Misa, agradeció a Monseñor Saldías por presidir la liturgia y al Padre Sandro párroco de la iglesia por las bendiciones y oraciones.

Se comentó acerca de esta celebración en nuestro país como la más grande actividad religiosa y de las tradiciones culturales de nuestro pueblo promovidas e impulsadas por nuestro Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional y de cómo esta se desarrolla desde la familia en sus hogares, acuáticas en los lagos, ríos y en el mar.

Los cantos de la virgen fueron parte de la actividad y se compartió un plato nicaragüense, el “chancho con yuca”, que es parte de la celebración como símbolo de la solidaridad y la “gorra” de bolsas con caramelos que fue distribuida.