Estudiantes, cuerpo docente y representaciones de las universidades del Consejo Nacional de Universidades (CNU) conmemoraron la masacre estudiantil del 13 de diciembre de 1995.

Jerónimo Urbina y Porfirio Ramos ofrecieron sus vidas durante las manifestaciones para reivindicar el 6% constitucional que debía ser entregado a la educación superior en Nicaragua.

El hecho histórico es un parteaguas en la historia del Movimiento estudiantil y su lucha, que hoy ha quedado en el pasado gracias al compromiso del Gobierno Sandinista.

AMPLIACIÓN EN BREVE…

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN

UNEN