La Alcaldesa de Managua, Reyna Rueda y el embajador de China-Taiwán, Jaime Chin Mu Wu, entregaron la vivienda número veintitrés. En esta ocasión el señor Jaime Antonio Aguilar Aguilar fue bendecido con una casa digna tras verse en peligro su vida con las fuertes lluvias del invierno pasado.

Don Jaime habita en el barrio Acahualinca desde hace muchos años y es hasta ahora, gracias al gobierno sandinista, que puede tener una casa donde sabe que, aunque llueva no se pasará el agua a como en su antigua vivienda hecha con trozos de madera y zinc.

“Me siento seguro porque al invierno ya no le voy a tener miedo, ni a las corrientes, ni a las goteras, sino que todo será paz y gozo en mi casa. Me siento feliz, seguro y respaldado por Dios. Si estuvieran dentro de mi corazón se dieran cuenta de ese gozo que siento y si pudiera bailarina de alegría”, contó Jaime.

Recordó que “la casita la hice de latas, ripios, pero ahora la casa es muy diferente. Antes me le decían la casa embrujada y ahora me le dirán la casa linda”.

La compañera Reyna Rueda, alcaldesa de Managua, externó que de la mano de Dios seguirán entregando viviendas dignas a familias vulnerables en los diferentes barrios de la capital.

“Nosotros nos alegramos muchísimo cada vez que hay una bendición en cada uno de los barrios llámese vivienda digna, electricidad, agua, calles, salud, educación y esto es parte de las bendiciones futuras que vendrán y esa es la fe inquebrantable de un pueblo que confía en sus gobierno revolucionario que encabeza el comandante Daniel y la compañera Rosario Murillo y todo ese equipo que estamos dispuestos a seguir acompañándola en estas restituciones de derechos”, dijo Rueda.

Por su parte, el excelentísimo embajador, Jaime Chin Mu Wu, recordó que durante las inundaciones la alcaldesa le pidió a don Jaime que tuviera fe porque algún día le construiría su casita.

“Y hoy estamos aquí como testigos para ver el resultado del trabajo del equipo de la alcaldía bajo la orientación del presidente comandante Daniel Ortega y la vice presidenta Rosario Murillo y nos complace en acompañar esos esfuerzos para restituir los derechos de vivienda a la gente más necesitada y en el futuro vamos a seguir entregando casas los damnificados”, indicó.

En la víspera de la Navidad el embajador externó sus deseos de que cada hogar en Nicaragua goce de bendiciones, alegría y esperanza.

VIVIENDA

VIVIENDA

VIVIENDA

VIVIENDA