El doctor Paul Oquist Kelly, Ministro Secretario Privado de Políticas Nacionales, dio a conocer la Declaración Nacional de Nicaragua durante 24º Conferencia de las Partes (COP 24) desarrollada en Katowice, Polonia, pronunciamiento en el que destacó que existen creencias que puedan matar.

Una es la creencia de que puede haber aumentos sin fin, sin límite y sin sentido en las emisiones de CO2, la producción, el consumo y la acumulación de capital en un planeta con recursos finitos y degradados; la segunda es la creencia de que no importa el daño que hacemos a los ecosistemas que mantienen la vida en el Planeta Tierra porque la Ciencia y la Tecnología siempre nos salvarán.

El camino a la extinción está pavimentado con estas creencias que tenemos que combatir, hay de escoger entre orientar nuestras políticas por la ciencia o por la avaricia, orientar nuestras políticas por los intereses de la humanidad a largo plazo o por los intereses nacionales a corto plazo, Defender los intereses de las poblaciones vulnerables al cambio climático locales o defender los intereses de las grandes empresas globales de petróleo, gas y carbón”, señaló.

cop24

Además, se refirió a la realización de una transición justa, continua y persistente hacia un 45% menos de carbono en la atmosfera para el 2030, según el nivel de emisiones del 2010, y cero emisiones para el 2050, o dejar que los mercados sigan determinando las emisiones de CO2 y la concentración de la riqueza y los ingresos.

Se deben definir las reglas de implementación del Acuerdo de París, quiénes las van a ejecutar o hacer concesiones debilitantes a los que han anunciado que se van a retirar del acuerdo; debemos defender un orden multilateral basado en reglas e intereses compartidos pero diferenciados, o permitir imposiciones unilaterales de países que anteponen sus intereses primero ante los intereses del resto del mundo”, destacó.

cop24

Oquist se refirió a las imposiciones unilaterales que incluyen sanciones administrativas o legislativas sin recurso judicial y extraterritoriales que congelan activos e impiden transferencias bancarias a individuos, empresas, organizaciones y países enteros.

Se criminaliza a quienes realicen transacciones con los sancionados, se instrumentaliza como armas políticas y comerciales a los derechos humanos y la justicia. En fin, estas sanciones son violaciones masivas y sistemáticas de los derechos humanos de personas, empresas, organizaciones y países enteros”, dijo.

Estas arbitrariedades restringen la capacidad de enfrentar al cambio climático y socavan la posibilidad de lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenibles. Nicaragua es uno de los países afectado por estas agresiones que tratan excluir a países enteras del comercio mundial”, enfatizó.

Nicaragua y su aporte a la protección del medio ambiente

cop24

El funcionario se refirió al aporte que ha realizado Nicaragua al medioambiente a través de la transformación de la matriz energética, generando menos daño a los recursos naturales.

Nicaragua es responsable por 0.03% de las emisiones globales. ¿Sentirnos responsables por el calentamiento global? De ninguna manera, pero hemos pasado del 25% de energía renovable en 2007 al 56% el año pasado. También estamos en el proceso de reforestar, forestar y restaurar 2.8 millones de hectáreas de tierras degradas como parte de la Iniciativa 20x20 en América Latina y el ‘Bonn Challenge’ y reducir 18 millones de CO2 en la iniciativa nacional ENDE-REDD+ con apoyo del Fondo Cooperativo del Carbono Forestal del Banco Mundial (FCPF, por sus siglas en inglés)”, expresó.

“Al mismo tiempo Nicaragua ha reducido la pobreza extrema del 17% en 2005 al 8% el año pasado. El enfoque de la reforestación, forestación y restauración de tierras degradadas es integral y con enfoque del paisaje, incluyendo los medios de vida, atención a áreas de recargas hídrica, ríos, bosques de galerías, áreas protegidas, forestería comunitaria, proyectos agroforestales y silvopastoriles y plantaciones”, dijo.

cop24

El delegado de Nicaragua, hizo referencia a lo expresado por el presidente comandante Daniel Ortega Saavedra quien planteó a la Asamblea General de Naciones Unidas en su mensaje de la COP-21 en 2015 que la única manera científica y equitativa de compensar por las pérdidas y los daños es la indemnización de los que sufren los daños por los que son responsables de causarlos, en la medida de su responsabilidad histórica y actual.

En Estados Unidos la industria del tabaco llegó a un acuerdo con los estados por sus gastos médicos y los fumadores por los daños. Tanto en el caso de las tabacaleras como las petroleras escondieron la ciencia del caso aun cuando conocían los daños que estaban promoviendo. A sabiendas de los daños financiaron fundaciones e investigadores pseudocientíficos, así como campañas mediáticas y políticas que seguimos experimentando hoy en día, que promuevan la negación y promueven los combustibles fósiles”, manifestó.

Así, al igual que la industria del tabaco se han hecho merecedores de castigos punitivos por engaño al público en adición a la responsabilidad histórica y actual por daños muy reales que siguen causando”, añadió.

CONSULTE A CONTINUACIÓN DECLARACIÓN FINAL DE NICARAGUA EN LA COP-24