Los diputados de la Asamblea Nacional celebraron el Día de la Amistad entre la República de Nicaragua y la Federación de Rusia, actividad en la que participó el embajador Andrey Vladimirovic Budaev y en representación del Gobierno Sandinista, el compañero Laureano Ortega Murillo.

También asistieron a esta celebración los embajadores de El Salvador, Cuba, Venezuela, Irán y Palestina.

Vladimirovic en su mensaje destacó la larga historia de amistad, cooperación y solidaridad entre los pueblos de Nicaragua y la Federación de Rusia, la cual se mantiene y fortalece cada día en diversas áreas sociales, económicas, culturales, entre otras. También destacó la llegada al país de representantes de su pueblo y gobierno, para acordar convenios de cooperación en salud, científica tecnológica, sector productivo, transporte, adiestramiento policial para el combate y lucha contra el narcotráfico internacional y crimen organizado.

“Las relaciones entre Rusia y Nicaragua se basan en la tradicional amistad y hermandad entre nuestros países y pueblos, tienen largos años de experiencia y han pasado varias pruebas en diferentes situaciones. Nos alegran mucho que los lazos bilaterales toman un nuevo impulso”, declaró Vladimirovic, que también agradeció el respaldo que ha dado Nicaragua a las diferentes iniciativas impulsadas por Rusia en diferentes organismos internacionales que van dirigidas a promover la paz, la seguridad regional y global, y promover un mundo multipolar más justo y democrático.

Soberanía y autodeterminación de Nicaragua debe respetarse

“Nicaragua es uno de los países más cercanos a Rusia en toda la región de América Latina y el Caribe, la cooperación con Nicaragua en los últimos años ha adquirido un carácter estratégico. Por su parte mi país apoya al Buen Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional. Durante el intento de golpe de estado en Nicaragua, desde abril pasado Rusia se solidarizó firmemente con el gobierno legítimo de Nicaragua con su presidente y vicepresidenta elegido por voto popular directo con más del 72 % de electores”, dijo Vladimirovic.

Recordó que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia emitió una nota oficial, en la que condenaba el fallido golpe “y consideramos que todo lo que pasa en Nicaragua es un asunto puramente interno. Advertimos contra los intentos destructivos de la injerencia desde el exterior, Rusia manifiesta su firme apoyo al gobierno del hermano país”.

Sostuvo que Nicaragua antes del 18 de abril era un país muy estable, muy seguro, pero gracias al fallido golpe, comenzó la manipulación política e intentó de revolución de colores.

Denunció que Nicaragua sufre de la presión de fuerzas externas que intentan socavar la estabilidad del país, con sanciones injerencistas y otras presiones en la ONU, pero esto último fue frustrado por las naciones que defienden las normas legales del ordenamiento mundial.

Por Nicaragua habló el presidente de la Comisión del Exterior de la Asamblea Nacional, compañero Jacinto Suárez, quien agradeció la cooperación sin condiciones que da el pueblo y gobierno de Rusia.

La ceremonia incluyó la presentación de las danzas tradicionales de Nicaragua, como el Güegüense y de la Federación de Rusia.

El parlamento nicaragüense aprobó en el 2015, la ley que declara el 12 de diciembre como el Día de la Amistad entre Nicaragua y Rusia, en reconocimiento a la fecha en que ambos pueblos y gobiernos establecieron relaciones diplomáticas en 1944.

La delegación rusa está compuesta por diversos funcionarios de su sede diplomática.