La Asamblea Nacional, con el respaldo de 70 diputados, canceló la personería jurídica de los organismos Hagamos Democracia y Centro Nicaraguense de Derechos Humanos (CENIDH) por estar vinculados a actos terroristas y financiamiento al fallido golpe de estado perpetrado por grupos de la extrema derecha que reciben apoyo de organizaciones extranjeras.

En la exposición de motivo destaca el decreto, que ambas organizaciones desvirtuaron los objetivos y fines por los cuales les fue aprobada sus personerías jurídicas, en la que se establece que su trabajo sería para fortalecer el proceso de democratización y promocionar el sentido de responsabilidad ciudadana en la toma de decisiones políticas, en el caso de Hagamos Democracia, mientras tanto el CENIDH, además de involucrarse en actos de desestabilización del país, utilizó su personería para canalizar fondos ilegales.

"Desnaturalizaron su personalidad jurídica al realizar actividades que no estaban de acuerdo a los fines y objetivos por los cuales se constituyeron en organismo sin fines de lucro y se les otorgó la personalidad jurídica", destaca el decreto de cancelación.

En base al informe proporcionado por el Ministerio Público y la investigación de la Policía Nacional, se utilizó el esquema organizacional de Hagamos Democracia para la comisión de delitos al gestionar, recibir, canalizar y facilitar fondos para la comisión de actos terroristas, para el adiestramiento de grupos de personas que posteriormente participaron en las acciones desnaturalizadoras del país.

El informe del Ministerio de Gobernación refiere que Hagamos Democracia violentó diferentes leyes del país, como la Ley General de Personería Jurídica sin fines de lucro y otras.

Hay que recordar que el director de Hagamos Democracia, Luciano García, participó en y entregó fondos a bandas delincuenciales y terroristas que se tomaron la Universidad Politécnica de Nicaragua. Igualmente, financió los tranques que ocasionaron muertes, violaciones de los derechos humanos y daño a la economía del país.

Hagamos Democracia recibió fondos de USAID y NED, dos organismos vinculados a la extrema derecha de los Estados Unidos. Esta organización junto al IEEPP participó activamente en actos terroristas