La cría de especies de fauna silvestre en cautiverio es una alternativa que contribuye en la protección de la biodiversidad y ha mejorado la economía de las familias que trabajan en los siete zoocriaderos que existen el país, en ese sentido el Buen Gobierno sandinista, a través del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales Marena, informó que durante el año se aprobaron 157 permisos para su comercio internacional de diferentes especies.

“Las exportaciones realizadas de especies de fauna silvestre, como ranas de cristal, ranitas camufle, garrobos negros, arañas pica caballo, gallegos verdes, pichetes verdes e iguanas entre otras especies, desde el mes de enero hasta el 7 diciembre del 2018 han generado un monto de ingresos de US $ 282 mil 329.25 dólares, siendo los principales destinos Reino Unido y Estados Unidos”, explicó la compañera María José Corea.

La compañera Corea, manifestó que durante la semana pasada el Ministerio de Ambiente, realizó actividades de formación de valores de amor, cuido y respeto por la madre tierra, como congresos, talleres e intercambios de experiencias, contando con la participación de más de 800 protagonistas.

Se llevó a cabo el Congreso sobre iniciativas ambientales y cambio climático, promoviendo buenas prácticas en el cuido de los recursos naturales, en donde se dieron a conocer los compromisos que tiene Nicaragua con los diferentes programas ante el marco de las Naciones Unidas lo que viene a fortalecer la implementación de la política nacional, para hacer frente a este fenómeno ambiental como es el Cambio Climático”, manifestó la Corea.

Asimismo, detalló que se realizaron talleres de intercambio de experiencias sobre las buenas prácticas ecológicas, para la promoción y desarrollo del turismo comunitario, en las áreas protegidas que tienen muchas bondades en cuanto a la flora y fauna, entre otro de los temas desarrollados fueron los beneficios del café húmedo implementando tecnologías amigables con el medio ambiente, con la finalidad de promover e intercambiar técnicas del procesamiento de café en pequeños productores del triángulo de oro, en la Reserva Silvestre Privada Concepción de María, Jinotepe.

Entre otras actividades está la presentación del plan de sensibilización ambiental sobre la prevención de incendios forestales y agrícolas, la tala ilegal de árboles y la caza de fauna silvestre en las comunidades aledañas a las Áreas Protegidas.

Seguir garantizando la conservación de los tesoros naturales, es lo que a diario el MARENA trabaja desde el territorio, bajo el modelo de alianzas con las alcaldías municipales y el Movimiento Ambientalista Guardabarranco, es así que para la próxima semana se llevarán a cabo encuentros, excursiones ambientales, liberación de tortuguillos, y la inauguración del proyecto de Construcción de Obras de Drenaje Menores y Bioingeniería, como medida de adaptación al cambio climático, en el municipio de Dipilto, Nueva Segovia entre otras.

Vamos adelante con fe y esperanza, cuidando y protegiendo nuestra Madre Tierra, por el bien común de todos y todas.