Entrevista en Roma, Italia, con el Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Canciller Samuel Santos, concedida al periodista Enrique Yeves, vocero oficial de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

- ¿Cuáles son los progresos realizados por Nicaragua en la lucha contra el hambre, en el logro del Primer Objetivo del Desarrollo del Milenio?

Como vos sabés, Enrique, los logros en la lucha contra la pobreza, es decir, para alcanzar el primero objetivo de desarrollo del Milenio, atraviesan transversalmente a todos los sectores sociales. Desde la desnutrición infantil, hasta los índices del empleo, incluso los índices de criminalidad.

Lo primero que tengo que decirte es que los logros de Nicaragua en esta lucha son tan importantes, cualitativa y cuantitativamente hablando, que Nicaragua ha merecido un reconocimiento especial por parte de la FAO.

Pero bueno, algunas cifras tengo que darte: La pobreza total bajó de 55 a 20 por ciento, por ejemplo, y la pobreza extrema de 17.2 a 8.2 por ciento. La tasa de crecimiento del PIB que es una variable que también refleja la lucha contra la pobreza, ha oscilado entre 4 y 8 por ciento en el periodo del Presidente Ortega, excepto el año 2009 que como vos sabés fue la expresión más brutal de la crisis económico financiera universal.

Te sigo dando cifras, porque finalmente éste es el objetivo de esta entrevista. Otro índice importante, es el aumento del empleo, medido en el incremento de asegurados en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social.

Por ejemplo, el año 2011 aumentó el 35.8 por ciento. Otra cifra: Los niños menores de 5 años que padecen hambre también en 2011 se redujeron en 40.5 por ciento. Y la proporción de la población debajo del nivel de consumo de energía alimentaria pasó de 55 por ciento a 20 por ciento en el periodo 2010-2012.

Creo que estos son los índices más importantes para la gente que nos escucha y que posteriormente los va a leer.

De todas maneras para concluir tu pregunta es el hecho de que todos estos logros y muchos más que te voy a dejar en informe por separado, son producto de una política social que privilegia a los menos favorecidos, que privilegia la producción agropecuaria e industrial en Nicaragua, que privilegia el consenso nacional con todos los sectores nacionales políticos y sociales, que privilegia en fin, una respuesta estructural a la inmensa deuda social, también de carácter estructural que heredó en 2007 el Frente Sandinista después de 17 años de gobiernos neoliberales.

Estas políticas fueron plasmadas por primera vez en Nicaragua en un plan de desarrollo humano, también te voy a dejar una copia del último plan que está en consulta en este momento. Porque debo aclararte que ningún Plan de Desarrollo en Nicaragua es producto solamente del esfuerzo intelectual en un escritorio. Este esfuerzo es consolidado y en su caso rectificado por la consulta popular.

- Ahora, Samuel, dime ¿cuáles son los programas que le han permitido a Ustedes este desarrollo y qué planes tienen para el futuro?

Gracias por hacerme esta pregunta Enrique. Porque son estos programas los que han permitido los logros en la lucha contra la pobreza y la pobreza extrema. Y también quiero decirte que estos programas son validados y en su caso rectificados por la población.

Nosotros tenemos 3 tipos de programas dependiendo de los objetivos. Tenemos programas dedicados a la agricultura familiar, comunitaria, asociativa y cooperativa. Tenemos programas para garantizar el desarrollo y la microempresa. Y tenemos programas para garantizar la producción familiar de alimentos.

De los planes actuales me gustaría destacar los siguientes: En el ámbito de la producción familiar comunitaria, cooperativa y asociativa nuestro programa insignia le llamamos Hambre Cero. Y tiene 2 objetivos concretos. El primero garantizar la producción alimentaria de la familia que accede al plan y el segundo trasladar al mercado los excedentes. En esta última forma el programa contribuye a la economía general del país.

A propósito lo dejé por último, porque quiero enfatizar que este programa hambre cero va dirigido exclusivamente a la mujer campesina, al respecto te voy a dar una cifra.

Durante el periodo 2007-2011 accedieron a este programa un número de mujeres campesinas equivalente a casi el 2 por ciento de la población total del País. Parece un porcentaje pequeño en términos de población total, pero en términos de población campesina ese porcentaje se eleva a un poco más del 5 por ciento.

Para terminar con este apartado de la Economía Familiar Comunitaria Cooperativa y Asociativa quiero decirte que el Gobierno de Nicaragua ha creado un Ministerio de Economía con ese nombre, vigente a partir del año pasado. Estoy seguro que los logros contra la pobreza y pobreza extrema, propios de este tipo de producción se incrementarán notablemente a corto y mediano plazo.

En cuanto a las MIPYMES, el programa insigne le llamamos Usura Cero. Como su nombre lo indica persigue y ha logrado acabar con el agiotismo y al mismo tiempo garantizar la economía familiar en todos los ámbitos, desde la agricultura hasta literalmente la pequeña industria, pasando por el comercio.

Este programa también va dirigido a mujeres organizadas, con la característica de que deben estar organizadas en grupos solidarios. También te doy una cifra, para el periodo 2007-2011 han accedido a este programa un número de mujeres equivalentes al 5 por ciento de la población del País.

Te agrego otro programa para este mismo grupo: La pequeña y mediana agroindustria e industria. Con este programa estamos logrando que la población beneficiada ejecute variados proyectos de agregación de valor. En cifras han accedido un número de familias equivalente a casi 1.5 por ciento de la población total del País.

Por supuesto como tu pregunta se refiere a programas sociales que es un ámbito mucho mayor que el de la economía familiar comunitaria cooperativa y asociativa al cual me estoy refiriendo, debo destacar los siguientes programas sociales, si me permites la redundancia.

En primer lugar debo decirte que ahora en Nicaragua la educación es absolutamente gratuita. Claro, existen colegios e institutos privados, pero cubren una pequeñísima parte de la población nada más.

En este mismo ámbito de la educación, te recuerdo que retomamos el programa contra el analfabetismo que habíamos llevado a cabo durante los años 80 con la Revolución. Y hemos logrado bajar el índice de analfabetismo que recibimos en 2007 en 22 por ciento, a solo 3 por ciento. La UNESCO ha declarado a Nicaragua territorio libre de analfabetismo. Un gran logro para el País.

De la misma manera, la salud también es absolutamente gratuita. Y tenemos distintos programas de salud, desde prevenir deficiencias nutricionales, hasta la operación milagro, que sin duda vos ya conoces; que se refiere fundamentalmente a devolverle la visión a la población que padece de cataratas y otro tipo de patologías oculares.

En el campo de la salud, dejame decirte, que estamos muy orgullosos en Nicaragua en materia de la disminución de la mortalidad materna. En este caso las muertes maternas pasaron de 99.2 defunciones por cada 100 mil nacidos vivos en 2006, a 61.9 en 2011, es decir un poco más del 30 por ciento.

También en el informe que te estoy dejando vas a encontrar mayor información alrededor de estos programas sociales.

- ¿Cómo ha sido el Trabajo de la FAO en Nicaragua?

Vos sabés que el Gobierno de Nicaragua está contento con la FAO. Y te lo digo no para endulzarte el oído, sino porque es la realidad. Nos hemos entendido muy bien. Y estamos logrando que los proyectos se acoplen al Plan Nacional de Desarrollo de Nicaragua.

Como vos sabés existe el proyecto de profundizar la descentralización de la cooperación de FAO en los países, a través de los distintos proyectos.

Ahora tenemos muchas expectativas para después de que se apruebe el nuevo programa de FAO. Las más importantes la propuesta de pasar de proyectos de cooperación a la modalidad de programas y resultados, y sobre todo que estos programas se acoplen cada vez más y mejor al Plan Nacional de Desarrollo Humano.

Ahora desde el punto de vista digamos administrativo, te recuerdo que una delegación de la FAO visitó Nicaragua entre el 21 y 24 de octubre del año pasado, para evaluar la ejecución de los programas y proyectos a nivel nacional, y determinar el impacto que estos programas tuvieron en los diferentes sectores productivos del País.

Sin duda vos ya sabés cuales fueron estas valoraciones, pero como estamos hablando para un público muy amplio, permitime que aquí las recuerde.

Al concluir, los miembros de esta delegación se expresaron muy satisfechos por la ejecución de los programas de FAO en Nicaragua. Y te recuerdo que su valoración la hicieron con todos los sectores afectados: el agropecuario, el forestal y el pesquero, este último obviamente referido a la pesca artesanal.

También se fueron muy impresionados por la formación del Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa. Pero lo más importante para nosotros es que afirmaron que continuarán apoyando al País para que se cumplan los objetivos de Desarrollo del Milenio, que es la preocupación que me reflejaste en tu primera pregunta. En otras palabras, para mejorar la seguridad alimentaria y nutricional nicaragüense.

Esto que te voy a decir no lo dijeron ellos, pero es la conclusión de lo que ellos dijeron, para garantizar también la soberanía alimentaria o, para decirlo con un énfasis menos entusiasta, para incrementar cada vez más el índice de soberanía alimentaria de Nicaragua.

- ¿Qué te parece el Reconocimiento a Nicaragua que la FAO entregará al Presidente Ortega en la Conferencia General de la FAO el próximo mes de Junio?

Como esta es la pregunta de cierre, y es el objetivo de mi visita en ocasión del Consejo General de la Organización, estoy preparado para responderte la pregunta, mejor dicho para precisar mi respuesta.

A lo largo de toda esta entrevista han quedado claros los logros de Nicaragua en materia de lucha contra la pobreza y de apoyo a la economía agropecuaria a nivel familiar. No te los voy a repetir por supuesto.

Lo que sí te voy a decir es lo que dije en mi intervención en el Consejo, que por cierto aprovecho la oportunidad para agradecerte, porque vos estuviste presente.

En primer lugar te recuerdo que todos los logros que ya mencioné permitieron que en el año 2012 la población infantil incrementara el acceso a una alimentación balanceada. Un total de niños y niñas equivalente al 15 por ciento de la población total del País se benefició en este aspecto. Precisamente este incremento sustantivo es la causa fundamental del reconocimiento que nos está concediendo FAO.

Pero además, aunque no se refiera a la FAO directamente te recuerdo que para este año 2013, la UNICEF señaló que Nicaragua registra las cifras más positivas latinoamericano y caribeño en la desnutrición infantil.

Espero no haberte aburrido querido Enrique, y permíteme abusar un poquito del tiempo.

Quiero invitar a todos los que están escuchando y los que nos leerán cuando esta entrevista se traslade a la prensa impresa, a que incrementen su solidaridad con Nicaragua, un pueblo que realmente ha retomado la conducción de su propio destino. En Nicaragua el hombre y la mujer de la población menos favorecidos es el centro del Programa para el desarrollo humano.