El Canciller de Nicaragua, Samuel Santos, agradeció en Roma, a nombre de nuestro país, a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), durante una sesión de este organismo, por la distinción que entregará el próximo mes de junio al Presidente Daniel Ortega Saavedra por su efectiva lucha contra la pobreza.

Santos destacó que los resultados obtenidos por el Gobierno Sandinista en materia de lucha contra la pobreza y la pobreza extrema, "corresponden a una lucha sistemática y organizada", en la que se hace una "correcta aplicación del Plan Nacional de Desarrollo Humano".

A continuación, el mensaje íntegro del Canciller Santos:

Participación del Canciller de Nicaragua, Samuel Santos López
En el 146° Periodo de Sesiones del Consejo de la Organización de las Naciones Unidas
para la Alimentación y la Agricultura, FAO
Roma 23 de abril 2013

Gracias Señor Presidente.
Señores Delegados,
Miembros del Consejo de la FAO,
Amigos y Amigas,

El Gobierno de Nicaragua se siente altamente reconocido por el anuncio anticipado que Usted, Señor Presidente, gentilmente me hizo llegar a través de su representante en Managua, sobre la distinción que la FAO entregará al Presidente Compañero Daniel Ortega Saavedra en la próxima Conferencia General de la Institución a celebrarse aquí mismo en Roma en el próximo mes de junio, por los logros de Nicaragua en la lucha contra la pobreza y la pobreza extrema.

Estos logros, Señor Presidente corresponden a una lucha sistemática y organizada. Nada ha sido espontáneo. Todos los avances corresponden a la correcta aplicación del Plan Nacional de Desarrollo Humano, elaborado por primera vez en la Historia de Nicaragua, desde el año 2007. Un plan desarrollado en consulta con todos los sectores sociales de la población incluyendo el sector privado. De ahí los logros de su aplicación. Aprovecho para agradecer a la cooperación internacional a este Plan, en particular la que corresponde a FAO.

El Plan Nacional de Desarrollo Humano señor Presidente, se fundamenta en la propuesta ética del Modelo Socialista, Cristiano y Solidario del Gobierno de Nicaragua, que pone en el centro del desarrollo a los ciudadanos. Son éstos los protagonistas de su propio desarrollo.

Este modelo ha demostrado que el sistema económico altamente concentrador de la riqueza es ineficiente para la construcción de sociedades justas. Por el contrario, Nicaragua ha puesto en evidencia la relevancia que tiene el Estado nacional para la función distributiva del ingreso. Por eso la importancia de coordinar la cooperación internacional con las políticas públicas de cada País, para garantizar un desarrollo con justicia social. Por cierto Señor Presidente, un objetivo propio del nuevo programa de la FAO.

Nicaragua puede afirmar con propiedad que la inclusión social como mecanismo de reducción de la pobreza requiere además el complemento jurídico de la restitución de derechos de las clases marginadas. El Plan Nacional de Desarrollo concentra todos sus esfuerzos en la inclusión social y la restitución de derechos.

Concretamente en la lucha contra la pobreza y la pobreza extrema, el Plan Nacional de Desarrollo Humano de Nicaragua, establece tres tipos de Políticas Públicas. Una dedicada a la Agricultura Familiar, Comunitaria, Asociativa y Cooperativa. Otra dedicada al desarrollo de la Micro Pequeña y Mediana Empresa, relacionados con la producción de alimentos. Y una tercera dedicada a la Producción Familiar de Alimentos.

Permítame señor Presidente explicar a Usted y a todos los delegados y amigos presentes, aunque sea brevemente, los programas insignia de cada una de estas políticas.

En el ámbito de la agricultura familiar y comunitaria, el Programa Hambre Cero está destinado a la distribución de bienes animales, vegetales y materiales de construcción para las familias rurales. A fin de que los reproduzcan para su propia alimentación y la comercialización del excedente. Lo importante y al mismo tiempo novedoso es que este programa va dirigido exclusivamente a la mujer rural.

Existen otros dos programas dentro de esta misma Política. Uno referido a producción de granos básicos y el otro está dirigido a la producción de alimentos a nivel familiar.

En el ámbito de la Política para el Desarrollo de las Micro Pequeñas y Medianas Empresas en el sector Alimentario, el programa insignia es Usura Cero. Este Programa reconoce y restituye el derecho de los sectores tradicionalmente excluidos a acceder a un financiamiento apropiado para impulsar pequeños negocios agrícolas. Y consiste en otorgar créditos a mujeres (otra vez privilegiando a la mujer), a una tasa altamente concesional.

El programa Usura Cero que es de carácter productivo, está complementado con otro de asistencia alimentaria y nutricional, dirigido fundamentalmente a mujeres embarazadas, niños en situación de emergencia, y en general a la población en condiciones de vulnerabilidad, principalmente en los municipios de la zona seca del País.

Finalmente Señor Presidente, Señores Delegados, Amigos y Amigas, la política correspondiente a la producción de alimentos familiares incluye una serie de programas que tienen que ver con la agroindustria, la inserción en cadenas de valor y el desarrollo de programas productivos, agrícolas, pesqueros y forestales destinados exclusivamente a la Región de la Costa Caribe de Nicaragua. Una zona con un peso específico muy grande en términos de extensión territorial, tradicionalmente desasistida por los gobiernos neo liberales y rescatados plenamente desde los años 80 con la llegada al poder del Frente Sandinista.

Todos estos programas le han permitido a Nicaragua, convertirse en un País en franco avance en la lucha por la erradicación de la pobreza y la pobreza extrema, modificando incluso la estructura productiva en el campo agropecuario.

Permítame Señor Presidente algunos ejemplos relacionados con el cambio de estructura:

El 94% de los productores del país son pequeños y medianos, logrando producir el 90% de frutas, hortalizas y miel de abejas, el 80% de los granos básicos, el 65% de la carne, y el 60% del café.

Ha habido también un incremento de casi un 150% en el número de cooperativas nacionales.

Los resultados de la correcta aplicación de estos programas han sido reconocidos, primero por la FAO, Señor Presidente, declarando en 2012 a Nicaragua como el único País que logró reducir la malnutrición, y subrayando que es el único en América Latina en lograr tal hazaña.

Pero demás Señor Presidente, los éxitos de estos programas, han permitido el acceso de la población infantil a una alimentación balanceada. Una cantidad de niños equivalente al 15% de la población total del País. Es tan importante este logro, que recientemente este año 2013, la UNICEF señaló que Nicaragua registra las cifras más positivas a nivel Latinoamericano y Caribeño en la mejoría de la desnutrición infantil.

En términos de erradicación de la pobreza tal como lo confirma la FAO, Nicaragua ha pasado del 55 al 20 por ciento, de acuerdo al Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe en el año 2012. Mientras que la pobreza extrema ha pasado de 17.2 por ciento a 8.2 por ciento, según la encuesta realizada por una institución independiente financiada por el Banco Mundial, para el periodo 2005-2011.

Esta reducción de la pobreza general y extrema implica también una reducción de la desigualdad social, de tal forma que Nicaragua ocupó durante el periodo 2005-2009 el segundo lugar en América Latina y el Caribe, con un menos 9.8% del coeficiente GINI.

Quiero insistir señor presidente, señores delegados en el hecho de que todos estos resultados son producto de políticas públicas perfectamente bien diseñadas y aplicadas, casi todas en consenso con el sector privado y obviamente con el apoyo popular.

A propósito de FAO, me complace señor Presidente, Señores delegados, Amigos y Amigas, anunciar que Nicaragua encuentra positivo el nuevo programa que el Consejo de la FAO presentará a la Conferencia General el próximo mes de Junio. Sobre todo señor Presidente, en la decisión de profundizar el proceso de descentralización en curso.

En el caso concreto de Nicaragua, la expectativa sobre este nuevo programa está centrada en la propuesta de pasar de proyectos de cooperación, a la modalidad de gestión de programas y resultados; en el acoplamiento de estos programas a las políticas públicas propias del País. Y en la decisión de establecer un Dialogo Político Multisectorial de Alto Nivel para garantizar la cooperación actual y futura, en este caso concreto para la Región Centroamericana.

Para concluir Señor Presidente, deseo expresar nuevamente la satisfacción por este reconocimiento que ha anunciado la FAO por los programas sociales que han permitido a Nicaragua dar un salto significativo en la lucha contra la pobreza y la pobreza extrema.

Una lucha que continuará con la misma intensidad en los próximos años, de tal forma que con toda seguridad a mediano plazo Nicaragua será un País mucho más justo y con una distribución más equitativa del ingreso.

Gracias Señor Presidente