Con mucho fervor mariano, la comunidad nicaragüense radicada en Taiwán celebró La Purísima en la sede de la Embajada de Nicaragua, ofreciendo la tradicional gorra.

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima

purísima