Los trabajadores de la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales (EAAI), celebraron en unión y hermandad, la Purísima Concepción de María, en la víspera de la Gritería.

Con el habitual grito de “¿Quién Causa Tanta Alegría?, ¡La Concepción de María!”, inició la alabanza a la madre de Dios, celebración que se extendió por áreas a lo largo de la semana.

Los altares fueron confeccionados por las manos laboriosas de los empleados, quienes dieron un bello toque al adornarlos con luces, flores, plantas ornamentales, ángeles y estrellas.

El último día, acompañados del grupo musical Nazareno, los empleados de la EAAI, con mucha fe y alegría, entonaron los cánticos de la temporada mariana frente a un sobrio altar decorado con rosas, luces, flores y plantas ornamentales nacionales.

Ruegos por el bienestar nacional

En los rezos, los trabajadores de la EAAI mostraron adoración por la Madre de Dios; a la vez que exhortaron a nuestros compatriotas a convivir en paz y armonía para que el país pueda desarrollarse en beneficio de todos.

Durante la celebración se repartieron, utensilios y artículos para el hogar, alimentos crudos y cocinados; frutas tales como manzanas, bananos, uvas; gaseosas y golosinas típicas de la época, entre ellos, el tradicional gofio y la cajeta de leche.

Al finalizar la celebración de la Purísima, se rifaron imágenes de la Virgen María talladas en madera, banner de la Virgen de Guadalupe y treinta libras de frijoles, cuyas ganadoras fueron las compañeras Claudia Bravo, María Gabriela Collado, Margarita Pérez y Xiomara Arteaga.

eaai

eaai

eaai

eaai