Esta mujer del campo, madre de seis hijos, nunca se realizó una prueba de Papanicolaou, es más ni sabía que existe una enfermedad asociada al cáncer, palabra que tampoco conocía.

“Yo no sabía, nunca había odio hablar de eso del cáncer, pero que se haga la voluntad de Dios y hago un llamado a las mujeres a chequearse para no enfermarse”, recomendó esta mujer que lucía radiante, sonriente y muy platicona, sinónimo que confía en la medicina y en las bendiciones de Dios.

Fue el 17 de enero pasado que los doctores le dieron la noticia, luego de una serie de exámenes y diversos viajes que realizó a Estelí, para ser valorado por médicos especialistas en oncología.

Cuenta doña Rosibel que un médico amigo de su familia, le recomendó visitar a un especialista, luego de una serie de sangrados en su vientre, que se daban junto a un intenso dolor de cabeza.

“Nunca me hice nada hasta que me llevó un doctor, que es muy amigo de mi casa, me acuerdo que me dijo ‘Rosibel vaya y hágase el Papanicolaou’, le dije no, no me lo hice joven y ahora me lo voy hacer vieja, pero me convenció y ahora estoy aquí recibiendo los medicamentos”, dice doña Rosibel.

Esta señora se está recuperando y aunque los médicos no pueden declararla totalmente sanada, si afirman que ha estado evolucionando adecuadamente a los tratamientos.

Doña Rosibel asegura estar siendo bien atendida y con los medicamentos garantizados.

“Yo no estoy sola, tengo a mi familia, a mis médicos y al gobierno que está velando por todas nosotras”, dice esta señora, dueña de una fe inquebrantable que le hace decir “ya se me quitó el miedo, me siento amorosa por ver el amor tan grande de todos los que participan con nosotros”.

Las palabras de doña Rosibel fueron compartidas por otras mujeres, como Antonia Flores Tinoco de 55 años, quien es originaria de Jinotega y asegura “tener todo lo necesario para curarme”.

“Estoy agradecida con la atención que hemos tenido, me he sentido mejor y le agradezco la visita”, citó Celia Reyes Acosta de Matagalpa.

A doña Rosibel y sus amigas, las conocimos cuando compartía junto con otras 50 mujeres de diversas zonas del país, una mañana con la Alcaldesa de Managua, Daysi Torres  quien les llevó un regalo a todas estas esposas y madres que por diversas razones padecen la enfermedad, pero que reciben el tratamiento que les garantiza el Gobierno Sandinista en su política de restitución de derechos.

Mujeres cuentan con apoyo de Gobierno Sandinista

La compañera Daysi les expresó a las mujeres que cuentan con el acompañamiento y la voluntad del Gobierno Sandinista, de la municipalidad y del FSLN.

Les recordó que existe una campaña por parte del MINSA de promover la práctica del Papanicolaou en todas las mujeres, por lo que instó a vencer los temores, las penas y los tabúes.

“El Gobierno Sandinista promueve el humanismo, promueve la solidaridad y esto es un gesto desolidaridad de nuestro gobierno y como funcionaria pública yo estoy cumpliendo con ustedes mujeres. Les deseo que Dios les de sanidad, les de salud y las bendiga en su día”, expresó Torres.

La doctoraMaribel Hernández, directora del Hospital Bertha Calderón, recordó que este añolas acciones de salud están orientadas a la promoción y prevención de enfermedades en las mujeres.

En los días recientes se realizó la Jornada Médica “Todos y Todas por la Salud de la Mujer” la cual  fue impulsada por el SILAIS-Managua, en el caso de este centro asistencial se realizaron 972 pruebas de Pap y 86 cirugías.

“Nosotras las mujeres tenemos que desarrollar acciones de auto-cuido y en ese sentido se impulsó el desarrollo de habilidades para la detención del cáncer de mamas”, dijo Hernández.

La doctoraHernández manifestó que el Gobierno Sandinista promueve las atenciones y las prácticas de prevención en las localidades rurales, como forma de enseñar a las mujeres a autocuidarse, pues la detención temprana es importante para tener más posibilidades de derrotar este mal.

En el Bertha Calderón se atienden a un promedio de 200 mujeres en las diferentes áreas de emergencia, consulta externa y especialidades. Al momento de la visita de laAlcaldesa de Managua se encontraban 300 mujeres internadas por diversas causas,incluyendo las embarazadas.