La compañera vicepresidenta Rosario Murillo aseguró este mediodía que el Año 2019 será para afianzar la gran victoria de la paz y el carriño en Nuestra Nicaragua.

“Diciembre para afianzar paz y buena voluntad, diciembre para trabajar desde la familia y la comunidad, construyendo comunicación, entendimiento, diálogo, reaprendiendo los caminos, reemprendiendo los caminos que ya hemos recorrido en otros momentos de nuestra historia con la bendición de Dios y con éxito”, destacó.

“Diciembre para afianzar ese sol que nos ilumina en nuestra Nicaragua y que no declina, el sol que alumbra las nuevas victorias de nuestro pueblo, el sol que nos ilumina, el sol de la fe, el sol de la esperanza, el sol de la confianza, el sol de la voluntad de Dios que se proclama y nos proclama todos como hermanos, como familia en una Nicaragua donde decíamos ayer, así como cada mañana amanecemos para darle gracias a Dios por la vida, así también damos gracias a Dios por todo lo que renace y florece en los campos y en nuestras vidas, en nuestros hogares”, añadió.

Afirmó que esta es “una Nicaragua donde nos queremos en reconciliación, en una cultura de reconciliación, en una cultura de paz, una Nicaragua donde vamos a caminar, a practicar esa reconciliación, habitando la paz que Dios nos da, fortaleciendo el trabajo, para el bienestar de las familias, para mejorar las vidas, para prosperar”.

“Una Nicaragua llena de alegría, somos un pueblo decíamos valiente, digno, luchador y alegre, gracias a Dios. Por eso es que celebramos en grande, celebramos a Nuestra María en grande, celebramos en grande desde todas las iglesias que hay en nuestro país, de culto, todos los días, todos los fines de semana, dar gracias, es Acción de Gracias a Dios Nuestro Señor, donde imploramos, pedimos, bienaventuranzas para el Año venidero”, reafirmó.

“2019 para afianzar la gran victoria de la paz y el cariño en Nuestra Nicaragua. 2019 para ir adelante, 2019 para seguir cultivando y cosechando triunfos de nuestro pueblo, triunfos del bienestar, triunfos de las familias, triunfos de nuestra cultura local, triunfos de la vida, la vida que reverdece, renace, florece todos los días en las comunidades de nuestra Nicaragua”, indicó.

“Triunfos, triunfos, triunfos del Amor que ha enterrado el odio y que, instalado en los hogares, en las comarcas, en las comunidades, en los barrios, nos lleva hacia delante; el Amor a Dios, el Amor a la Patria, la lealtad a la Patria, el carácter imbatible del pueblo nicaragüense, que es generoso, que es bondadoso, que es solidario”, enfatizó la compañera Rosario Murillo.

Un pueblo que ama la paz, la tranquilidad, la seguridad, señaló.

Señaló que el Plan de Dios para Nuestra Nicaragua, Cristiana, Solidaria; el Plan de Dios es la prosperidad, el trabajo, la prosperidad.

“De Jehová es la respuesta, todos los caminos son limpios, en opinión de Dios; Jehová pesa los espíritus, encomienda; encomendemos a Jehová nuestras obras y nuestros pensamientos, serán afirmados. Por eso decimos, nos encomendamos a Dios cada día, encomendamos nuestras acciones, todo lo que hacemos en paz y bien; todo lo que hacemos con alegría para servirle a Dios”, citó la compañera vicepresidenta.

“Todo lo que hacemos como cristianos, que creemos en el mensaje de Cristo Jesús, amarnos los unos a los otros, nos llena de orgullo decir, proclamarnos cristianos, gente de fe, gente de esperanza, gente de alegría, gente que trabaja con empeño, con honradez y que sabe, sabemos, relacionarnos como familias y como hermanos en nuestra Nicaragua de esperanza, de confianza, de construcción cotidiana de paz y cariño, esta Nicaragua de Amor”, dijo.

“Nos sentimos orgullosos de proclamarnos cristianos, de proclamarnos revolucionarios y evolucionarios, vamos adelante todos los días, luchando para vencer y estando seguros”, añadió.

“Ese tiempo de perversidad, fue corto, fueron noches y días de tinieblas, pero ya pasó, eso no quiere decir que se nos vaya a olvidar nunca, todo lo contrario, valoramos más todos nuestros buenos sentimientos, buen corazón, el buen ánimo del pueblo nicaragüense lo valoramos más y sabemos que desde ese buen corazón, ese buen ánimo, esa alma buena, de los nicaragüenses que vamos y seguimos construyendo el porvenir”, resaltó.

“Nuestro Comandante Daniel les manda saludos a todos, con el cariño y compromiso de siempre, ya ayer decía él, en los momentos más difíciles, en los momentos de grandes desafíos es cuando más hay que estar convencidos de que vamos adelante como pueblo de Dios y como pueblo, llenos de fe”, dijo.

“Vamos adelante, a nosotros nos ilumina un sol que no declina, ese sol es el Amor a Dios, el Amor entre nosotros mismos, Amor al prójimo y la certeza de que este pueblo, consagrado a Cristo Jesús en su nombre camina, trabaja, celebra, avanza y que el futuro es de todos nosotros, de todos los nicaragüenses”, destacó.