Los compañeros Sidhartha Marín y Mónica Robelo están representando activamente a nuestro país en el 160 periodo de sesiones del Consejo de la FAO, que se desarrolla del 3 al 7 de diciembre, en Roma, sede de este organismo.

El director general de la FAO, José Graziano Da Silva, en su discurso inaugural instó a todos los países a abordar de manera urgente todas las formas de malnutrición, haciendo referencia al informe “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2018”, que refleja un alarmante crecimiento, por tercer año consecutivo, del número de personas hambrientas y malnutridas en el planeta, cifra que alcanza ya los 812 millones de personas.

Asimismo, el director general resumió algunos de los principales acontecimientos previstos para el próximo año, entre ellos la Conferencia internacional sobre inocuidad alimentaria, que se celebrará en Addis Abeba en febrero, organizada conjuntamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Africana; el Foro internacional sobre inocuidad alimentaria y comercio que tendrá lugar en Ginebra en abril; y la Conferencia sobre revitalización rural prevista en Pekín en mayo.

La FAO, junto con el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), organizará además una conferencia en mayo para lanzar el Decenio de las Naciones Unidas de la Agricultura Familiar (2019-2028).

Graziano da Silva anunció igualmente la apertura de una oficina dedicada a la Cooperación Sur-Sur y Triangular, con el objetivo de reforzar el potencial de la Cooperación Sur-Sur para lograr la seguridad alimentaria y el desarrollo rural.

En estas jornadas de trabajo, en el Consejo de la FAO se han aprobado los informes de los Comités de Agricultura, Productos Básicos, Forestal y Pesca, así como los informes de los Comités de Programas, Finanzas y de Asuntos Constitucionales y Jurídicos.

Nuestra Delegación ha realizado intervenciones al respecto, ratificando el fuerte compromiso de nuestro Gobierno con las labores de la FAO, y el objetivo de Hambre Cero.

En particular, se hizo hincapié en la importancia del acompañamiento de la FAO a los Países para acceder a mecanismos de financiamiento, como el Fondo Verde para el clima, siendo “una oportunidad catalizadora de inversión en proyectos de mitigación y adaptación que necesariamente deben dirigirse en aquellas áreas en las cuales se concentran los grandes desafíos climáticos”.

En este sentido, apuntó el compañero ministro Marín que “Nicaragua reconoce el importante rol que el Fondo Verde para el Clima juega en la implementación de los Compromisos Nacionales Determinados en Adaptación y Mitigación (NDC) ante la Convención, y el impacto directo e indirecto que tiene en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).”

Reunión bilateral con el director general adjunto del Departamento del Clima

La representación de Nicaragua tuvo oportunidad de fortalecer las relaciones institucionales durante una reunión bilateral sostenida con el Sr. René Castro, Director General Adjunto del Departamento de Clima, Biodiversidad, Tierras y Aguas de la FAO.

El Director General Adjunto ofreció la posibilidad de acceder al Programa de Preparación (Readiness Programme), que está dirigido a aumentar la capacidad de los países en desarrollo para acceder a fondos para el clima.

Los proyectos de preparación (de un monto de 1 a 3 millones de dólares, manifestó) pueden abordar temáticas de interés para nuestro país tanto en términos de cambio climático, como en términos de desarrollo sostenible: la restauración de tierras y bosques degradados, la escasez de agua, y el desarrollo del sector ganadero sostenible.

fao

fao

fao

fao

fao

fao

fao