El personal médico y de servicios del hospital Fernando Vélez Paiz, celebró este lunes en la capilla de ese centro hospitalario el sexto día de la novena a La Purísima Concepción de María.

La devoción mariana de médicos, enfermeras, técnicos y administrativos de ese moderno centro asistencial abarcó a familiares de pacientes que están siendo atendidos en las diferentes especialidades médicas.

La doctora María Virginia García, directora del centro asistencial, dijo que desde el lunes pasado el personal del hospital comenzó la novena a la Purísima y “como ustedes saben nosotros los nicaragüenses tenemos un gran amor a nuestra madre María”.

Así formaron parte de la jornada mariana “los trabajadores del Vélez Paiz junto con los familiares y algunos pacientes que nos acompañan en la novena a nuestra Madre Santísima”.

Cada día se lleva a cabo el rezo organizado por las dependencias del centro hospitalario y “como es parte de nuestra tradición a cada persona que participa en los cantos y rezos a la Purísima se les entrega algo simbólico” (la tradicional gorra).

“Los trabajadores del hospital y los familiares vienen a los rezos con fervor mariano para que nuestra Madre interceda por sus familiares enfermos”, dijo la doctora García.

Este lunes los rezos y cantos fueron organizados por el servicio de Ginecología y el departamento de Insumos Médicos del Vélez Paiz.

La doctora Madelin Lanzas, médico del referido hospital, dijo: “Nosotros como un pueblo mariano estamos contentos porque conservamos nuestra idiosincrasia y nuestro pueblo siempre celebra La Purísima y nosotros como mucho gusto y devoción participamos”.

La devoción mariana de los nicaragüenses dijo que se manifestó en el rezo porque la capilla del hospital estaba llena “porque todos estamos pidiéndole a Dios por la paz de Nicaragua, por la reconciliación y para que todos los proyectos que tengamos como gobierno se cumplan en beneficio de nuestro pueblo”.

Doña Gloria Arévalo, de Managua, que andaba acompañando a un pequeño paciente, dijo que llegó a rezarle a la Virgen “porque nos dijeron que los que quisieran podían entrar a la Purísima y me parece muy bueno que (tanto los trabajadores del centro y familiares de los enfermos) se acerquen a Dios y la Virgen”.

PURISIMA

PURISIMA

PURISIMA

PURISIMA

PURISIMA

PURISIMA

PURISIMA

PURISIMA

PURISIMA

PURISIMA

PURISIMA

PURISIMA