El quinto día de la novena a la Purísima fue celebrado con devoción y alegría en el Hospital Regional Cesar Amador Molina, de Matagalpa.

La tarde de este lunes, personal del Hospital Regional junto a familiares de pacientes se reunieron en la entrada a la sala de emergencias para venerar a la Madre de Dios.

"Para nosotros los nicaragüenses es una tradición celebrar con alegría a nuestra Madre Santísima, la Virgen María por eso con mucho fervor la celebramos en el hospital regional y este año con más alegría porque nos ha permitido recobrar la paz", expresó Rosaura Méndez, trabajadora del Hospital Regional Cesar Amador Molina.

Durante la celebración, los devotos de la Virgen María recibieron paquetes, dulces, naranjas y jugos que forman parte de la tradicional celebración.