Edén Pastora, designado como ‘Encargado Presidencial del Dragado del Río San Juan de Nicaragua’ por el Presidente de la República de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega, denunció nuevamente el ecocidio que ha cometido el Gobierno de la Presidenta costarricense Laura Chinchilla, al ordenar la construcción de una carretera en las riberas del río nicaragüense, en perjuicio de miles de especies naturales de la zona.

En ocasión a este 22 de abril, Día Mundial de la Madre Tierra, Pastora refirió que “el daño no solamente es para Nicaragua como país, sino para todo el planeta Tierra y sus recursos naturales”, por lo que estas acciones desmedidas ponen en riesgo a toda la humanidad.

“Esto es un ‘ecocidio’, un ‘trochicidio’ (por la trocha) que están cometiendo”. Toda carretera beneficia a un lado y a otro, pero esa carretera sólo beneficia a un lado (al de Costa Rica), porque a este lado (de Nicaragua) están únicamente los peces”, manifestó Pastora.

Asimismo, señaló que “toda carretera va de un lugar a otro lugar, pero -extrañamente- esta carretera no va de un pueblo a ningún otro pueblo”, por lo que es evidente que la construcción de la misma ha sido tan sólo una provocación del gobierno de la Presidente Chinchilla.

Edén Pastora, aseguró que “por el bien de la Madre Tierra, el dragado continua”, y hasta la fecha se calcula que se han removido cerca de 1 millón metros cúbicos de sedimentos, lo que ha permitido que las familias que viven a orillas del río puedan navegar tranquilamente en pangas y botes.

“Estamos trabajando en todo el río, en los caños que se han secado, en las lagunas, en las riberas donde nos están echando sedimento, porque sigue cayendo más sedimento, y los ecologistas han calculado que al río han caído miles de toneladas”, precisó.

“Familias ahora pueden navegar el río gracias al dragado”

El Encargado Presidencial del Dragado del Río San Juan detalló que en la zona se tienen trabajando 4 pequeñas dragas (de 14 a 19 pulgadas), 2 tractores, 2 grúas y 1 barco cisterna, equipo que ha permitido que a diario se extraigan alrededor de 300 a 400 toneladas de sedimentos, lo cual ha sido aplaudido por los nativos, tanto costarricenses como nicaragüenses, que habitan en las riberas del río.

“Las familias que viven cerca del río están recibiendo con gran aceptación este trabajo que está haciendo el Gobierno Sandinista, se sienten contentas porque de lo contrario no pudieran navegar; si no estuviéramos dragando no lo podrían navegar(el río)”, reiteró Pastora.

“Seguiremos trabajando, la próxima draga se llamará ‘La Trocha’, la cual sería la quinta draga, y va a representar una protesta por la trocha que la Presidenta Chinchilla (de Costa Rica) mandó a hacer en la margen del río”, anunció.

El también llamado Comandante Cero, manifestó que esperan continuar mejorando las condiciones del Río San Juan de Nicaragua, por lo que “la meta es remover otro millón de metros cúbicos al término de un año”.