Como un gesto más de hermandad y fraternidad entre los pueblos de Nicaragua y Venezuela, dio por clausurado el Torneo de Softbol, Copa Amistad de los Pueblos con el partido entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y la embajada de Venezuela.

De acuerdo al embajador bolivariano, Javier Arrúe, este es un símbolo de integración y solidaridad, que los enfrentó en el plano deportivo, pero que significa la más fortalecida unidad entre ambas naciones.

“Aquí en el campo de juego a muerte. Pero es la muerte deportiva, que es la vida, la alegría, la solidaridad, el comportarse, la caballerosidad entre los jugadores por eso, yo brindo, brindo por el éxito de éste campeonato, que hubo gente que ya lo había enterrado en aquel abril de triste recordación nicaragüense, pero cómo ha levantado el pecho y el alma el pueblo nicaragüense y hoy sigue construyendo esa paz”, afirmó.

Recordó que precisamente, el espíritu del Comandante Hugo Chávez se ve reflejado en el béisbol, mismo que lo habría llevado a formar parte de las Fuerzas Armadas como paso a las grandes ligas.

 “Chávez jugó béisbol hasta el final, final, pero hubo compromisos mayores que el deportivo, el exclusivamente deportivo y nos dio su vida por la integración, la solidaridad y la construcción de la patria grande, que yo creo que hoy es un sueño que se está haciendo realidad”, afirmó.

Líber Bendaña, jugador venezolano, aseguró que además de tratar de dar lo mejor en el campo para salir victorioso, lo importante es compartir y competir entre hermanos. “Lo que es la amistad, lo que es la armonía entre Nicaragua y Venezuela, eso es lo bonito y lo chévere, que jugamos con amor, sin pelear. Que juguemos sanamente”, aseguró.

BEIBOL1

BEIBOL1

BEIBOL1

BEIBOL1

BEIBOL1

BEIBOL1

BEIBOL1

BEIBOL1