En China el número de víctimas mortales por el virus de la gripe aviar H7N9 se elevó este domingo a 20 tras el fallecimiento de dos personas en la provincia oriental de Zhejiang, informa la agencia Xinhua citando a autoridades locales.

De momento se han registrado un total de 101 casos de infección por este virus en el país, la mayoría en Shanghái y las provincias de Jiangsu y Zhejiang. Cuatro de las 69 personas hospitalizadas se encuentran en estado crítico.

Aunque desde finales de marzo el virus se ha propagado de las partes orientales del país al interior de China, hasta ahora no se ha confirmado que se transmita entre humanos.