La Comisión Coordinadora de la Política de Paz y No Violencia dio detalles sobre la estrategia de gobierno que busca fortalecer de manera integral la buena convivencia de las familias nicaragüenses.

Edda Medina, viceministra del Ministerio de la Familia Niñez y Adolescencia (MIFAN) señaló que es coherente con eliminar toda forma de discriminación, así como promover la convivencia humana y otros aspectos en los que están abocados las consejerías en todos los niveles.

Destacó que la paz es la referencia histórica de la lucha del pueblo nicaragüense por vencer la pobreza y ha sido precisamente la prioridad del Gobierno Sandinista.

Debemos de reconocer que esta labor ha sido enarbolada, dirigida y emprendida por nuestro Comandante Presidente Daniel y nuestra compañera Rosario a lo largo de la historia, con firmeza, con optimismo, con cariño con ternura y sobre todo con lealtad, valoró.

De ese modo, apuntó que la política es un avance sustantivo en los mecanismos de resolución de conflictos. “Es un proceso complejo que implica una disposición, una voluntad y un compromiso que nace de todos y todas las nicaragüenses”.

Refirió que esto se ampara en la Constitución Política de la República y también en la legislación común y es prioridad del Gobierno en el marco de un sistema articulado de relaciones humanas, considerando a la familia como núcleo fundamental y la esencia del modelo Cristiano, Socialista y Solidario.

Las políticas, contemplan mecanismos comunitarios para el fomento del deporte, recreación sana, innovación, espacios para las artes, la música, pintura, escultura que “pueden significar para nosotros cambios sustantivos en ésta mentalidad y poder superar nuestras diferencias de manera oportuna”, señaló la servidora pública.

Estos ejes de trabajo son considerables en cuanto a toda idiosincrasia nacional desde el espíritu emprendedor, hasta los momentos de mucha complejidad o bendiciones, para generar esperanza en el futuro y mejores condiciones para las familias.

En las consejerías educativas, de acuerdo a la ministra Miriam Ráudez, podrá trabajarse la cultura de Paz de padre a padre, de estudiante a estudiante y de maestro a maestro.

Al respecto señaló que se han consultado a más de 33 mil 500 maestros que han dado sus aportes y han validado las ideas que se han venido trabajando desde el Gobierno.

“Nuestro papel en ésta etapa es identificar alertas tempranas que nos permitan a nosotros actuar. Nosotros identificamos en la niñez, en la adolescencia en la juventud, qué está pasando con ellos, no solamente de acoso sexual, sino también pérdida de familiar, esos duelos que los niños viven, su mamá viajó y a lo mejor el niño pequeño no fue tomado en cuenta, también es un duelo que el niño tiene”, afirmó.

“Entonces el maestro acompaña. Esta consejería educativa acompaña a este muchacho para identificar cualquier tipo de violencia, de acoso. Sin embargo, también es para acompañar otros procesos, (como) el embarazo temprano en la adolescencia”, explicó.

También explicó que de esta manera se generan aprendizajes, principalmente en los nuevos tiempos que vive Nicaragua, fortaleciendo las alianzas para continuar promoviendo valores desde la práctica familiar y comunitaria.

Al respecto, señaló que en cada región se promoverán valores a través de las consejerías escolares, con mecanismos adecuados a cada realidad específica.

Por su parte, el Diputado Carlos Emilio López, explicó con ésta política se busca una convivencia en el marco de relaciones de cariño y encuentro humano, entre las familias del campo, la ciudad y la Costa Caribe.

Ésta política promueve valores. Valores Cristianos, valores humanos, valores universales, como la tolerancia, la inclusión, el respeto a la vida, el respeto a las otras personas, el respeto a las distintas formas de pensamiento, de ideología, de concepciones religiosas”, precisó.

Al mismo tiempo, afirmó que se inspira en valores cristianos, en los mensajes de las bienaventuranzas y el príncipe de paz, además de valores socialistas que buscan la construcción del bien común.

“Una política de cultura de paz significa escuelas limpias, escuelas saludables, escuelas con aulas tecnológicas, escuelas con docentes bien formados. Escuelas con relaciones respetuosas entre docentes y estudiantes, escuelas con techos, pisos, pupitres, pizarras adecuadas, escuelas con metodologías inclusivas en donde los niños y niñas con discapacidad aprenden, aprenden y enseñan, apuntó.

Del mismo modo, valoró que la política de cultura de paz, también es llevar la salud al pueblo, programas de alimentación, deporte en centros de calidad, desarrollo de los espacios lúdicos para la niñez y las familias, áreas verdes, parques infantiles, seguros y limpios.

Además, ésta se refiere a la seguridad ciudadana, humana y al trabajo de forma articulada, a la inauguración de pasos a desnivel e infraestructura pública y a todos los programas desarrollados en casi 12 años y ampliar su cobertura y eficiencia.

Es una política que fomenta el espíritu constructivo, es desarrollar todas las capacidades de las familias nicaragüenses, incentivar, motivar la innovación, el espíritu creativo del nicaragüense en todos los ámbitos, en todos los sentidos”, refirió.

Mientras tanto, el doctor Carlos Cruz, director de Servicios de Salud del Minsa, afirmó que, en el campo de la salud, hay mucho que aportar.

“Salud entendida en todo el mundo es el completo estado de bienestar físico, sicológico y social de toda la población”, aclaró.

Al respecto, expresó que precisamente es indispensable la paz para poder tener ese bienestar.

“El tema de salud compete a todos y este buen Gobierno, del Comandante Daniel y la Compañera Rosario, desde el año 2007 impulsa un modelo de salud familiar y comunitario que pone a la familia en el centro del accionar y que busca promover la salud. Promover la salud no es dejar de estar enfermo, sino lo que decíamos, el bienestar”, apuntó.

Al respecto se refirió a los logros que son alcanzados gracias a estas políticas y agregó que con ésta política se busca potenciar programas como amor a los más chiquitos, con el objetivo de brindar el acompañamiento desde el inicio de la vida.

“Si yo me quiero, quiero a los demás y no debo de generar conflictos. Impulsamos y fortalecemos las acciones de salud a través de aquellos programas, como vivir sano, vivir bonito, vivir bien, todo eso lo tenemos que construir con las familias, con las comunidades”, afirmó.

La comisionada Rosa Rodríguez, segunda Jefa de Asuntos Juveniles de la Policía Nacional, recordó que la institución del orden, desde el triunfo de la revolución ha trabajado con los jóvenes.

Precisamente, la estructura que representa fue creada en función de garantizar el futuro de la nación. “Lo que hacemos es prevenir. ¿Qué es lo que prevenimos? Tiene que ver con las acciones que van a fortalecer la cultura de paz y la reconciliación”, expuso.

En ese sentido, se desarrollan capacitaciones en centros escolares, agrupándolos en ligas relámpagos, la reconstrucción de canchas deportivas donde se hacen reuniones para hablar con los jóvenes y prevenir la violencia.

“Y no solo llegamos al joven, porque el joven es la primera parte del modelo que nosotros tenemos establecido. Tratamos al joven y a través del joven nos comunicamos con la familia”, explicó.

De esta manera han podido identificar la mala comunicación entre la familia y se establecen nuevas formas de comunicación, como las escuelas para padres que se han desarrollado con el MIFAN.

Del mismo modo, se enseña a establecer relaciones que no necesariamente tienen que ser violentas y se buscan salidas laborales y la promoción del amor entre la familia.

“Debido a ciertas carencias que encontramos en ellos, como son las carencias emocionales, nosotros los nicaragüenses no somos muy dados a decir te amo, te quiero, lo primero que enseñamos es a trabajar. Nosotros creemos que enseñándoles a trabajar tienen su futuro asegurado, pero el cariño, la expresión del amor, no se la enseñamos”, afirmó.

Además, se impulsan a los jóvenes en los programas de emprendimientos y desde el Centro Juventud, se imparten carreras técnicas, becados 100%, que incluye alimentación y recorrido.

“La cultura de paz no es un membrete, la cultura de paz para este Gobierno es una acción que está desarrollando desde hace mucho tiempo”, comentó.