Nicaragua es firmante del Protocolo de Montreal desde el año 1987 el cual establece acciones y compromisos nacionales para la recuperación de la capa de ozono, en este sentido se realizó en Managua un encuentro para brindar detalles sobre los alcances obtenidos por el Gobierno de Nicaragua, a través del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales Marena.

“Estamos trabajado con las instituciones del estado dando el ejemplo cambiando la tecnología en este caso de aires acondicionados de refrigeradoras que ocupan este tipo de sustancia para hacerlo con sustancias amigables con el medio ambiente y que no son agotadoras de la capa de ozono  tenemos ya  un banco  de SAO donde se han recuperado 3000 libras lo cual significa que estamos haciendo un plus esfuerzo para que Nicaragua siga siendo un ejemplo de que cumple con todo lo que firma como es el convenio protocolo de Montreal”, explicó el compañero Medardo López, director general de Calidad Ambiental.

“Nicaragua es firmante de protocolo de Montreal y ha cumplido sin dificultad todos los compromisos establecidos y el protocolo de Montreal establece un cronograma de eliminación paulatino y  hasta la fecha Nicaragua ha respondido y cumplido sin dificultad sus compromisos con Naciones Unidas”, afirmó Daniel Perú Rivera, ONU Medio Ambiente.

El protocolo de Montreal establece un calendario para la eliminación del consumo gradual de las sustancias que agotan la capa de ozono, entre estas tenemos los Clorofluorocarbono (CFCs) y actualmente los  Hidroclorofluorocarbono (HCFC).

“Vamos a  exponer un trabajo que realizamos a nivel de país que consiste en la actualización de catastro de las sustancias SAOS que son las que agotan la capa de ozono consistió en determinar geográficamente donde tenemos  los consumidores de estas sustancias para poder hacer una estrategia que podamos reducir  estas sustancias dentro del país y podamos cumplir con el protocolo de Montreal y vamos a tener un plan de contingencia lo que es la recuperación reciclaje, regeneración y destrucción de las sustancias Saos en Nicaragua”, manifestó Osmel Escobar, presidente de la Asociación de Asociación de Refrigerantes.

“Tenemos grandes retos que se deben asimilar por lo técnicos, las instituciones por los usuarios finales,  las nuevas tecnologías los nuevos refrigerantes que es necesario asimilar y crear condiciones para su utilización correcta es necesario que  la economía y las empresas comerciales entiendan y conozcan los mejores refrigerantes igualmente el personal técnico es muy importante que este capacitado para sumir los grandes retos de entender y  manipular estos refrigerantes que en  muchos casos inflamables y tóxicos y pero que son de alta eficiencia energética”, añadió.

Durante el encuentro participaron oficiales de desarrollo industrial (Onudi), y la Organización de Naciones Unidas (ONU-Medio Ambiente) su oficina regional para América Latina y actores naciones vinculados al tema. Se realizaron intervenciones internacionales sobre los avances en cuanto al uso y manejo de refrigerantes, así como nuevas alternativas al uso de sustancias agotadoras del ozono y de bajo potencial de calentamiento global.