La noche de este jueves los amantes de la música cumbia y fanáticos de la agrupación de origen mexicano Ángeles Azules, disfrutaron del espectáculo brindado por los interpretes de piezas como; El Listón de Tu Pelo, 17 Años, Cómo te voy a olvidar, entre otras, que arrebataron los aplausos de los asistentes.

El evento desarrollado en el Polideportivo Alexis Arguello inició con la agrupación nicaragüense Costa Azul, que dieron un calentamiento previo a la concurrida asistencia, que no paró de bailar durante las interpretaciones musicales cuya duración fue de alrededor de una hora.

Pasadas las diez de la noche la espera terminó y los invitados especiales se apoderaron del escenario para deleitar a su público quienes por meses esperaron tal espectáculo que fue pospuesto en el mes de mayo, sin embargo, hoy jóvenes y adultos disfrutaron de su agrupación favorita.

"Estamos disfrutando de esta noche, el ambiente esta bello y nos sentimos contentos de estar en Managua, viajamos desde Jinotega solo por ver a nuestro grupo favorito y hemos amado el espectáculo", expresó Sara Vivas.

"Desde hace meses estamos a la espera del concierto y por fin hoy se está llevando acabo, gracias a la paz hoy los artistas están volviendo a nuestro país y eso es alentador", subrayó Margarita Rizo.

Alfredo Mejía, integrante de la agrupación manifestó que Nicaragua es un país hermoso, asemejándolo con la belleza de su tierra natal, México.

"Ya hemos probado la comida, el clima es espectacular y es un país muy bonito", expresó.

De igual manera la vocalista Cristina Mejía, se refirió a la seguridad del país.

"Considero que el país está tranquilo, está bien y por eso vamos a presentarnos en este escenario donde esperamos que el público disfrute de nuestra música", manifestó.

Los fans de los Ángeles Azules expresaron su alegría al ver por primera vez a la agrupación que cuenta con una amplia trayectoria y que en los últimos años ha logrado que los artistas jóvenes interpreten sus piezas musicales.

 ANGELES3

 ANGELES3

ANGELES3

ANGELES3

ANGELES3

ANGELES3

ANGELES3

ANGELES3

ANGELES3

ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 

 ANGELES3

ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3

 ANGELES3