Las asambleas de Reconciliación y Paz que desarrollan los pobladores de los barrios de Managua siguen consolidándose y sumando ciudadanos que han decidido encontrar puntos coincidentes para trabajar por la prosperidad de la comunidad y la nación.

Pastores de diversas denominaciones evangélicas y familias católicas también se han unido a las asambleas donde están participando niños y niñas en eventos culturales.

A las 5 de la tarde de este jueves pobladores del barrio Walter Ferreti del distrito V de Managua (formando a finales de la década de los 80 con desmovilizados del entonces Ejército Popular Sandinista) sostuvieron un encuentro de donde fue el centro de salud dos cuadras al sur y 30 varas abajo, en el lugar conocido como la parada de buses Los Espinos.

Luis Enrique Lagos Balladares, Secretario Político del FSLN en esa localidad capitalina dijo que los encuentros se llevan a cabo con los pobladores dentro de la política de Reconciliación y Unidad Nacional que nuestro gobierno viene impulsando.

“Este es el diálogo directo desde el corazón y alma con el barrio, esa es la arteria principal donde la población está expresando ese deseo de vivir en paz, de vivir tranquilo, de volver este país a la normalidad”, agregó el dirigente político.

Explicó que “estos encuentros nos han permitido reecontrarnos con familias con las que en cierto momento tuvimos diferencias debido a la situación en la que personas irresponsables desestabilizaron este país”.

“Lo importante en esto es que nos hemos reecontrado con pastores evangélicos que forman parte de la cadena que está construyendo la paz y fortalecer esa reconciliación llena de amor, alegría y de esa paz que solamente Dios nos puede dar”, añadió.

El poblador José Luis Mejía Alvares dijo “nosotros tenemos que reconciliarnos y no esperar que alguien venga a reconciliarnos y como nicaragüenses, pobladores y ciudadanos tenemos que platicar y no esperar que todos pensemos iguales porque hay diversidad de pensamientos”.

“Debemos entendernos para buscar la armonía y transmitir a nuestros hermanos que nosotros los sandinistas queremos paz, armonía no queremos confrontaciones con nadie”, el habitante del sector 4 del barrio Walter Ferreti.

Posición de un pastor evangélico

El pastor evangélico Jorge Vilches del ministerio El Shaddai dijo que él es parte de ese llamado a conversar sobre la Reconciliación y la Paz y “uno de los principales fundamentos de estos encuentros es revivir los valores en la familia ya que en algún momento se han perdido”.

“Hay que buscar como reactivar esos valores y así poder trabajar unidos en la sociedad”, dijo el religioso.

Doña Salvadora Gómez Padilla del sector católico con 30 años de vivir en ese barrio dijo “este gobierno está muy excelente y lo que ellos están iniciando (esos encuentros por la Reconciliación y la Paz) está en la palabra de Dios que dice que nos amemos unos a otros y también dice que si no perdonamos al hermano él tampoco nos va a perdonar y creo que ya es hora del perdón, ya es hora de la reconciliación, basta ya de problemas y veo bien la reconciliación que impulsa nuestro gobierno”.

Dijo que la misión de las familias es permanecer unidas, mantener “nuestras convicciones y dar la paz, el amor y la armonía”.

ASAMBLE1

Pobladores del Distrito I

Mientras tanto en el distrito I de Managua se llevó a cabo otra asamblea por la Reconciliación y la Paz en Villa Argentina (de los semáforos de Enel central una cuadra al lago) donde otra cantidad de familias sostuvieron un encuentro similar.

La compañera Fátima del Rosario Solís López dijo que “el objetivo de la asamblea de Reconciliación y Paz lo realizamos también en apoyo a nuestra Compañera Rosario Murillo y nuestro Comandante Daniel Ortega”.

En estos encuentros con los pobladores “lo que se pretende es incidir en la violencia, porque se ha producido mucha violencia y entonces con la Reconciliación y Paz queremos rescatar la paz desde la violencia de los barrios, las escuelas y desde las mismas familias”.

“Todos los conflictos que se han producido es por la violencia que estamos viviendo a diario y la tarea de nosotros es sensibilizar y si podemos llegar de casa a casa sensibilizando a las personas y si tal vez uno dice que no quiere ser sandinista está bien, pero vamos a tratarnos con paz que es lo que quiere nuestro Buen Gobierno”, dijo.

El compañero Gonzalo Tórres dijo que la misión en las asambleas es incidir por reconquistar la paz para poder progresar “porque si no hay paz no podemos progresar y ha habido algunas situaciones que nos han impedido avanzar en el progreso en el desarrollo económico y bienestar de las familias nicaragüenses”.

También –siguió diciendo- hay que fortalecer a la familia e incidir en ellos de que se pongan la mano en la conciencia para poder tener mejores condiciones de vida y si no tenemos paz no podremos ver a nuestros hijos felices”.

ASAMBLE1

ASAMBLE1

ASAMBLE1

ASAMBLE1

ASAMBLE1

ASAMBLE1

ASAMBLE1

ASAMBLE1